Mundo

Ataque de Estado Islámico en Kuwait deja 25 personas muertas

Un atentado explosivo contra una mezquita chií durante la oración de mediodía dejó al menos 25 personas muertas y decenas más heridas. Una organización afiliada al Estado Islámico se adjudicó el ataque.
AP
26 junio 2015 10:51 Última actualización 26 junio 2015 13:9
explosivo del Estado Islámico, que dejó al menos 16 muertos

Autoridades acordonaron el exterior de la mezquita tras el ataque explosivo del Estado Islámico, que dejó al menos 16 muertos. (Reuters)

KUWAIT.- Un atacante suicida supuestamente perteneciente a una organización afiliada al grupo Estado Islámico lanzó el viernes el primer ataque terrorista en Kuwait en más de dos décadas, matando al menos a 25 personas e hiriendo a decenas más, en un atentado que tenía como objetivo fieles chiíes después de las oraciones del mediodía.

El grupo Estado Islámico se responsabilizó por la explosión contra la mezquita Imam Sadiq

El atentado ocurrió en la mezquita en el barrio residencial de al-Sawabir en la capital de Kuwait. Es una de las mezquitas chiíes más antiguas de Kuwait, una nación árabe predominantemente suní, donde se cree que al menos un tercio de la población es de musulmanes chiíes.

Fue el tercer ataque en cinco semanas que es reivindicado por un grupo supuestamente afiliado al Estado Islámico, autodenominado Provincia Najd, una referencia a la región central de Arabia Saudí donde se originó la ideología ultraconservadora suní del wahabismo.

La nueva rama se adjudicó dos ataques con bombas previos contra mezquitas chiíes en Arabia Saudí, que mataron a 26 personas a finales de mayo. El grupo era desconocido hasta el primer atentado en Arabia Saudí.

El ataque del viernes tuvo lugar cuando los fieles estaban orando en un grupo muy estrecho, dijo uno de los testigos en la mezquita, Hassan al-Haddad.

Dijo que la explosión ocurrió en la parte posterior de la mezquita, cerca de la puerta. Agregó que otros fieles detrás de él dijeron que vieron a un hombre ingresar caminando, quedándose de pie en la parte posterior con otros congregantes y detonando la bomba.

La mayoría de las víctimas eran hombres y niños que se encontraban dentro del templo al momento de la explosión, informó el paramédico Abdelrahman al-Yusef, quien agregó que los doctores habían atendido a por lo menos 179 personas.