Mundo

Atacante mata a policías en Nueva York y luego se suicida

Al menos dos policías fallecieron tras ser baleados en al interior de su patrulla por un hombre armado que después se suicidó. 
20 diciembre 2014 17:52 Última actualización 20 diciembre 2014 17:52
Etiquetas
A la zona arribaron un gran número de policías. (Reuters)

A la zona arribaron un gran número de policías. (Reuters)

REUTERS.-  Dos policías de Nueva York murieron el sábado tras ser baleados en su coche patrulla por un hombre armado que posteriormente se suicidó, informó el diario New York Times.

Los oficiales fueron baleados en la sección Bedford-Stuyvesant de Brooklyn. La subjefa del Departamento de Policía de Nueva York, Kim Royster, dijo que aparentemente los policías habían sido alcanzados en el torso superior, según el periódico.

El hombre armado abrió fuego contra los policías desde el lado del pasajero y luego huyó hacia una estación del tren subterráneo cercana. Entonces, se autopropinó un disparo en la cabeza y murió, dijo Royster, citada por el Times.

Un portavoz de la policía no pudo confirmar la información del periódico, pero precisó que los oficiales habían sido llevados al Centro Médico Woodhull de Brooklyn y agregó que su condición era desconocida.

El portavoz identificó al atacante como un hombre de 28 años y dijo que había sido llevado al Brooklyn Hospital Center. Añadió que se había recuperado un arma.

La policía de Nueva York se ha visto bajo presión en las últimas semanas debido a protestas luego de que un jurado decidió no presentar cargos contra un funcionario caucásico involucrado en la muerte por asfixia de un hombre negro desarmado.

Sin embargo, no existía claridad inmediata sobre el motivo del más reciente tiroteo, o si ese caso jugó algún papel.

El residente local Mike Isaac dijo a CNN que la zona es mayoritariamente de población negra y que había tensión desde las protestas.

Imágenes de televisión mostraron que el área adyacente al tiroteo había sido acordonada por la policía. La línea del tren subterráneo donde el atacante se autopropinó el tiro había sido cerrada.

El Times afirmó que el último baleo mortal contra un oficial de la policía de Nueva York fue en el 2011.