Mundo

Assange busca lugar en la Cámara Alta de Australia

12 febrero 2014 5:20 Última actualización 02 abril 2013 13:16

  [Reuters/Archivo] El fundador de WikiLeaks nombró a un oponente de la monarquía británica para dirigir su campaña.   



Reuters

El fugitivo fundador de WikiLeaks, Julian Assange, refugiado en la embajada de Ecuador en Londres desde hace nueve meses, nombró a un conocido oponente de la monarquía británica para dirigir su campaña para lograr un escaño en la Cámara Alta del parlamento australiano.

El abogado y ex presidente del Movimiento Republicano Australiano Greg Barns dijo que sería director de campaña del Partido WikiLeaks, encabezando la inusual candidatura en ausencia de Assange para un asiento en el Senado de Australia en las elecciones del 14 de septiembre, tras las que, incluso si tuviera éxito, no obtendría ninguna protección legal.

"Es sin duda una campaña seria", declaró Barns en la radio australiana. "Tiene apoyos en todo el espectro político. El partido ofrecerá un cambio novedoso en la cultura del secreto del Gobierno australiano", agregó.

El ex pirata informático, ciudadano australiano, anunció el año pasado que se presentaría para lograr uno de los 76 escaños del Senado y emplearía la protección parlamentaria para defender un discurso libre.

Las opciones de Assange para lograr un escaño son consideradas escasas al tener que obtener el 15% de los votantes en el estado de Victoria. De ganar, podría asumir el cargo desde el 1 de julio de 2013, pero tendría que regresar a Australia para prestar juramento.

Si lograra un asiento en el Senado, quedaría cubierto por las leyes de privilegio parlamentario australianas, que protegen a los políticos contra acciones legales sobre comentarios realizados en el Congreso.

Barns, un candidato conocido en su país, dijo que el partido de Assange tenía asegurado el respaldo de un importante filántropo de Melbourne, el ex directivo del Citibank Philip Wollen, y necesitó 500 miembros para llevar a cabo el registro del partido.

Assange empleó un tono desafiante en una reciente entrevista, diciendo en la página web académica The Conversation que "no siente miedo" por las acusaciones legales contra él.

"La verdad es que me encanta una buena pelea. Mucha gente cuenta con que soy fuerte. Quiero mi libertad, por supuesto. Pero el confinamiento me ha dado tiempo para pensar", dijo.

Assange, de 41 años, cuya página web enfadó a Estados Unidos al publicar miles de cables diplomáticos secretos, obtuvo asilo político en la embajada de Ecuador en Londres el pasado mes de junio, tras ser reclamado por la justicia sueca por agresión sexual después de haber agotado todas las apelaciones contra la extradición en el Reino Unido.
 
 
Todas las notas MUNDO
El jefe de estado más longevo del mundo no ofrece su renuncia... por ahora
Turquía veta todos los actos LGBTI en Ankara
¿Quién será el nuevo presidente de Chile?
Dos agencias europeas buscan nueva 'casa' por el Brexit
Argentina detecta llamadas que realizó el submarino desaparecido
Casi 200 países reafirman lucha contra cambio climático, pese a retiro de EU
Argentina pide ayuda internacional para localizar submarino
Exalcalde de Caracas huye de arresto domiciliario; viaja hacia España
EU publica más archivos del FBI sobre asesinato de Kennedy
Muere a los 87 años el 'capo de capos' de la Cosa Nostra
Reportan choque entre avioneta y helicóptero en Reino Unido
Cubanos se desesperan ante prohibición de licencias para trabajo privado
Cumbre climática termina con avances sobre Acuerdo de París
China 'entre la espada y la pared' por Donald Trump y Kim Jong-un
Submarino argentino desaparece con 44 tripulantes
Mandatarios de España y Bélgica se reúnen en crisis catalana
Mugabe reaparece entre rumores de renuncia; arrestan a 3 ministros
Fuerzas iraquíes recapturan última ciudad bajo control de ISIS
Acusan a Maduro de 8 mil asesinatos
Fiscal en Brasil pide embargar bienes a Lula por más de 7 mdd
Incendio deja al menos 20 heridos en hogar para ancianos en Pensilvania
Imágenes muestran que Norcorea trabaja en submarino lanzamisiles
Pentágono apoya renuncia de Trump... por error
Activistas que defienden a inmigrantes quieren a IBM de su lado
Asaltó cuatro bancos, pero su mala ortografía lo delató