Mundo

Así viví el día más contaminado de Beijing

Cuando en México alertan de altos niveles por contaminación, es difícil ver los edificios de Santa Fe desde el centro, pero en el caso de Beijing, era imposible siquiera ver a mil metros.
Nallely Ortigoza
14 octubre 2014 1:1 Última actualización 14 octubre 2014 5:0
Fotografiar monumentos o lugares emblemáticos se convirtió en una tarea imposible. (El Financiero)

Fotografiar monumentos o lugares emblemáticos se convirtió en una tarea imposible. (El Financiero)

La semana pasada, cuando Beijing registró índices de contaminación excesivamente altos, llegué a esa ciudad.

De acuerdo con Greenpeace, por primera vez en el año, la calidad del aire superó 215 veces los niveles considerados seguros, por más de 50 horas.

En el camino por el tren rápido que une a Shanghai con Beijing, mientras más nos acercábamos al norte, el paisaje era cada vez más difícil de apreciar.

Inicialmente, parecía que niebla ocultaba los campos y las casas. Sin embargo, uno de nuestros guías en el viaje me advirtió “es smog”.

Cuando en México alertan de altos niveles por contaminación, es difícil ver los edificios de Santa Fe desde el centro, pero en el caso de Beijing, es imposible siquiera ver a mil metros. Parecía una ciudad fantasma.

No sentí ardor en los ojos, ni me picaba la garganta. A compañeros del viaje sí.

Dentro de la estación de trenes de Beijing, los locales parecían borrosos, el smog estaba dentro del recinto también.

Poca gente en la calle traía cubrebocas, tal vez uno de cada 10 y algunas mujeres usaban sus mascadas para cubrirse la nariz y boca.

-- ¿Es común que la ciudad se vea así?, pregunté a una chica que vive ahí desde hace años.

-- Sí, es normal, a mi sólo me da miedo hacer actividades al aire libre, me respondió.

Entre esa nata gris, apenas se distinguía el sol; un punto rojo en el cielo que no daba luz.

Fotografiar monumentos o lugares emblemáticos se convirtió en una tarea imposible, pues el aire sucio restaba colores, brillo y forma.

Greenpeace informó que imágenes satelitales revelaban que la onda de contaminación venía de áreas al sur de Beijing, incluyendo la provincia de Hebei, donde se concentran industrias de hierro y acero.

Pero incluso más al norte de Beijing, era difícil distinguir la Muralla China, aún estando sobre ella.

Todas las notas MUNDO
Cuba niega entrada a Felipe Calderón
Trump contratará a miles de agentes en su lucha contra la inmigración
Muro de Trump dividiría etnia ancestral: The New York Times
Ecuador, cerca de segunda vuelta electoral presidencial
Sismo de 6.5 sacude el sur de Bolivia
Trump tiene un arsenal contra la inmigración
Amenazas a comunidad judía son 'horribles y dolorosas', dice Trump
Casa Blanca entregó mensaje euroescéptico antes de visita de Pence a Bruselas: fuentes
Tillerson y Kelly llegarán a México este miércoles
Hallan 74 cuerpos de inmigrantes en una playa de Libia
Hay 1.4 millones de niños en riesgo inminente de morir de hambre: UNICEF
Malasia aún no determina la causa de muerte del Kim Jong-nam
Avioneta se estrella contra centro comercial en Australia
Canadá registra aumento de peticiones de asilo
Tillerson y Kelly se reunirán este jueves con Peña Nieto
Grecia se hunde aún más en la pobreza, a pesar de 7 años de rescates
Sismo remece a la capital de Panamá; no hay reportes de daños
Trump designa a nuevo asesor de Seguridad Nacional
Embajador ruso ante la ONU muere en Nueva York
Oficialismo aventaja en elección presidencial de Ecuador, pero le acecha una segunda vuelta
Líderes anuncian cumbre de la UE para decidir futuro sin Gran Bretaña
Le Pen avanza en encuestas por temores de seguridad
Trump recibe plan de paz para Ucrania, según The New York Times
Pence tranquiliza a la UE con mensaje de apoyo de Trump
Legisladores británicos debaten revocar invitación a Trump