Mundo

Así es como Donald Trump podría perder la nominación presidencial

Donald Trump marcha como favorito en la carrera por la nominación presidencial republicana. Pero, si no consigue el número de delegados necesarios para convertirse en el abanderado de su partido, podría perder su oportunidad en julio. ¿Suena complicado? Aquí te explicamos.
Reuters
18 marzo 2016 22:51 Última actualización 21 marzo 2016 5:0
Módulo especial Donald Trump. (Especial)

Donald Trump no tiene tan segura la nominación presidencial. (Especial)

Donald Trump sigue siendo el favorito, pero aun así podría perder la nominación presidencial republicana.

El empresario debe conseguir una mayoría de los 2 mil 472 delegados del Partido Republicano en las elecciones primarias para convertirse en el candidato de la formación política para las elecciones presidenciales de noviembre.

Si no alcanza el umbral de mil 237, los delegados del partido deberán definir a su candidato en una convención abierta que se celebrará en julio en Cleveland, siguiendo un complejo proceso de votaciones secuenciales.


CÓMO ESTÁN AHORA
Trump tenía hasta el viernes 673 delegados, tras ganar las primarias en Florida, Illinois y Carolina del Norte el 15 de marzo. En este momento tendría que ganar el respaldo de más del 50 por ciento de los delegados que aún no han sido asignados en las primarias partidistas para evitar la convención abierta.

CONVENCIÓN ABIERTA A LA VISTA
Si el magnate llega en julio a la convención con la mayoría de los delegados, pero sin alcanzar el umbral de los mil 237, los delegados comenzaron una secuencia de votaciones en el evento:

Primera ronda: ​En el primer sufragio, al menos el 5 por ciento del total de los 2 mil 472 delegados republicanos tendrá libertad de voto, lo que significa que puede elegir al precandidato de su gusto, sin importar el aspirante que haya elegido antes el distrito que representa.

Si ningún candidato obtiene los mil 237 delegados necesarios, se celebraría una segunda votación.

Segunda ronda: Se celebra una segunda votación, esta vez con una proporción mayor de delegados liberados, que serían hasta 57 por ciento del total.

Si nuevamente ningún candidato llega al "número mágico", se celebraría una tercera votación con más delegados liberados.

Tercera ronda y subsecuentes: Este proceso continúa, con cada vez más delegados sin ataduras según avanzan las votaciones, hasta que un candidato logre la mayoría y gane la nominación del partido para disputar la presidencia.

​La comisión de reglamentos del Comité Nacional Republicano se reunirá antes de la convención para elaborar los estatutos del evento.