Mundo

Asesinan en Honduras a activista de organización de Berta Cáceres

Lesbia Yaneth Urquía fue hallada muerta en una carretera en Marcala, al oeste de Tegucigalpa, con golpes en la cabeza tras desaparecer este miércoles. Pertenecía al COPINH que lideraba Berta Cáceres.
Reuters
07 julio 2016 11:38 Última actualización 07 julio 2016 11:39
En Honduras protestaron por la muerte de Berta Cáceres. (AP)

En Honduras protestaron por la muerte de Berta Cáceres. (AP)

TEGUCIGALPA.- Una activista ambiental hondureña, que pertenecía a la organización de la fallecida líder indígena Berta Cáceres y que luchaba contra la construcción de una represa hidroeléctrica, fue asesinada en el oeste del país, informaron autoridades y dirigentes locales.

Lesbia Yaneth Urquía, de 49 años, fue hallada muerta en una carretera en la semi rural ciudad de Marcala, 100 kilómetros al oeste de Tegucigalpa, con golpes en la cabeza tras desaparecer el miércoles después de salir de su residencia a ejercitarse en bicicleta, dijo un portavoz del Ministerio de Seguridad.

La activista participaba desde 2009 en el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH) que lideraba Berta Cáceres, quien fue asesinada en marzo en un caso en el que se arrestó a 5 personas, entre ellas a un ejecutivo de una represa hidroeléctrica, a cuya construcción se oponía la activista.

Urquía luchaba contra la construcción de una represa hidroeléctrica en el municipio de San José en el departamento de La Paz, denominada Aurora 1, propiedad del esposo de la vicepresidenta del Congreso Nacional, Gladys Aurora López, dijo el COPINH en un comunicado.

"Este asesinato se produce a 4 meses y 4 días del asesinato de nuestra compañera y lideresa Berta Cáceres Flores, y nos confirma la puesta en marcha de una plan para desaparecer a quienes defendemos los bienes comunes de la naturaleza, organizados en el COPINH", agregó la organización.

EL COPINH responsabilizó por el asesinato al gobierno y a las autoridades encargadas de la protección de los defensores de los derechos humanos y la naturaleza, "de igual forma a la señora Gladys Aurora López y a su esposo Arnold Castro por ser fuente permanente de amenazas y conflictos por la construcción de proyectos hidroeléctricos en el departamento de La Paz".

Reuters no pudo contactar a López, también presidenta del gobernante Partido Nacional, para conocer su versión sobre las acusaciones en su contra y de su esposo.

El subinspector de la policía, Eddie López, destacado en Marcala dijo que el crimen es investigado por disputas familiares por propiedades, extorsión por parte de grupos organizados debido a que Urquía era propietaria de dos hoteles y un mercadito en el lugar.

El oficial dijo que la mujer había denunciado que era víctima de extorsión ante las autoridades.