Mundo

Asesinan a opositora del Brexit en plena campaña en GB

Tras decir “!Gran Bretaña Primero!”, Mair le disparó y en el suelo la apuñaló; creando conmoción en el país, previo al referendum. Cox es la primera legisladora británica que es asesinada en un cuarto de siglo
AGENCIAS
16 junio 2016 21:20 Última actualización 17 junio 2016 5:0
La escena del crimen. Peritos forenses levantan evidencias del atentado contra la diputada laborista. (Especial)

La escena del crimen. Peritos forenses levantan evidencias del atentado contra la diputada laborista. (Especial)

LONDERS.- Jo Cox,legisladora del Partido Laborista y conocida opositora al “Brexit” fue asesinada ayer por Thomas Mair quien proclamó “¡Gran Bretaña, primero!”, para después dispararle y en el suelo acuclillarla, al salir de una biblioteca de Birstall, al norte de país.

Mair, un jardinero de 52 años, fue detenido por la policía en el lugar, tras cometer el crimen que conmocionó al país y provocó la suspensión de la campaña para el referéndum del próximo 23 de junio. Las banderas en los edificios públicos fueron izadas a media asta.

Testigos dijeron haber visto a un hombre disparando a Cox, quien hacía campaña por la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea (UE), le disparó varias veces y la apuñaló cuando había caído al suelo. En el mortal ataque, también resultó herido levemente un hombre que pasaba por el lugar.

La legisladora quedó tendida en la calle en un charco de sangre y policías llegaron al lugar un cuarto de hora después del ataque. De inmediato fue trasladada en helicóptero a un hospital de Leeds, donde horas después murió.

!GRAN BRETAÑA, PRIMERO!

La prensa recogió los testimonios de testigos que declararon haber escuchado al agresor gritar “!Gran Bretaña, primero!”, nombre de un partido de extrema derecha.

Jayda Fransen, líder adjunto de esa formación, declaró sentirse “extremadamente sorprendida por esos testimonios sin confirmar”.
Dee Collins, director de la policía de West Yorkshire, afirmó que “nuestra hipótesis es que este fue un hecho aislado”, sin vínculo con el terrorismo internacional, aunque no descartó motivaciones del extremismo local .

Hasta el momento no queda claro si el ataque estaba directamente relacionado con la campaña del referéndum, sobre la salida o no del Reino Unido de la UE , que ha despertado profundas pasiones en este país sobre su rol en Europa, las políticas de inmigración y el futuro de la identidad nacional.

El primer ministro británico, el conservador David Cameron, canceló el mitin que realizaría en Gibraltar (posesión británica en la costa sur de España y que disputa con el gobierno de Madrid).

“Esta es una noticia trágica y lamentable”, dijo Cameron. “Hemos perdido a una estrella brillante. Ella era una gran parlamentaria, llena de compasión y con un gran corazón”, agregó.

El líder de los laboristas Jeremy Corbyn, afirmó que su partido “está horrorizado por ese asesinato”. Agregó que la legisladora “murió cumpliendo con su deber público, un deber que es la base de nuestra democracia: escuchar y representar a la gente que la había elegido”.

Los hechos de violencia contra políticos británicos han sido poco comunes desde que se concretó el acuerdo de paz de Irlanda del Norte a finales de la década de 1990.Dirigentes políticos de todas las tendencias expresaron su pesar por lo ocurrido.

Cox es la primera legisladora británica que es asesinada en un cuarto de siglo.