Mundo

Arrestan a un segundo hombre por intentar ingresar a la Casa Blanca

En un primer intentó el hombre trató de ingresar a pie y luego de que se le pidiera que se retirara regresó con su automóvil por lo que fue arrestado; ayer otro hombre que saltó una de las rejas de la Casa Blanca fue detenido.
Reuters
20 septiembre 2014 20:12 Última actualización 20 septiembre 2014 20:12
El servicio secreto ha emprendido una investigación ante los dos incidentes. (Reuters)

El servicio secreto ha emprendido una investigación ante los dos incidentes. (Reuters)

Un hombre fue arrestado el sábado por ingresar a la Casa Blanca, un día después de que un intruso de Texas saltó la reja e ingresó a la mansión presidencial mientras el mandatario Barack Obama se encontraba fuera del edificio, dijo el Servicio Secreto.

El portavoz del Servicio Secreto Ed Donovan dijo que el más reciente caso involucró a un hombre que se acercó a pie a las puertas de la Casa Blanca, se le ordenó que se retirara y luego regresó en automóvil.

"Él se negó a irse y fue arrestado por invasión de propiedad", dijo Donovan. No había más detalles disponibles.

El incidente es el segundo arresto en dos días.

El viernes, Omar J. Gonzalez, un hombre blanco de 42 años de Texas, trepó la reja, corrió por el jardín y logró entrar por las puertas principales de la Casa Blanca antes de ser detenido en una de las más importantes violaciones a la seguridad desde que Obama está en el cargo.

Gonzalez, quien no portaba una mochila y parecía no estar armado, ignoró las órdenes de que se detuviera. Su capacidad para llegar tan lejos en el edificio planteó preguntas sobre los procedimientos de seguridad en la Casa Blanca, un complejo fuertemente vigilado lleno de agentes del Servicio Secreto y francotiradores.

Gonzalez fue arrestado y llevado a un hospital cercano para realizarle una evaluación.

Donovan dijo que la violación del viernes era inaceptable y que el Servicio Secreto había lanzado una investigación sobre qué sucedió.
Obama y su familia no estaban en el edificio durante ambos incidentes. Ellos pasarán el fin de semana en Camp David, el lugar de descanso presidencial cerca de Maryland.