Mundo

Arranca jornada electoral para elegir presidente en Egipto

Este lunes inició el proceso electoral, de dos días, en el que los egipcios elegirán presidente; los partidarios del militar retirado Abdul Fatá El Sisi bailaron al son de canciones elogiosas de los militares y vistieron camisetas con su imagen estampada mientras votaban.
AP
26 mayo 2014 8:24 Última actualización 26 mayo 2014 8:40
Elecciones en Egipto

Las elecciones para elegir presidente en Egipto iniciaron este lunes. (Reuters)

EL CAIRO. Los partidarios del mariscal retirado Abdul Fatá El Sisi bailaron al son de canciones elogiosas de los militares y vistieron camisetas con su imagen estampada mientras votaban este lunes en una elección presidencial que se descuenta consagrará al exjefe militar.

El Sisi, que en el verano pasado derrocó al primer presidente egipcio elegido libremente, presumiblemente ganará la elección de dos días por amplia mayoría, pero a la vez, espera una sólida concurrencia para demostrar a los críticos que su derrocamiento del islamista Mohamed Morsi reflejó la voluntad popular.

Estos comicios contrastan con las elecciones presidenciales de 2012, que fueron las primeras después de la caída de Hosni Mubarak a causa de un levantamiento popular un año antes.

En aquellas elecciones hubo 13 candidatos y un animado debate acerca de cómo concretar los ideales de la revolución. Morsi, una figura de la poderosa Hermandad Musulmana, ganó en parte porque aún muchos de quienes desconfiaban de los islamistas lo prefirieron a él en vez de su principal adversario, el último primer ministro de Mubarak, Ahmed Shafiq.

Esta vez la Hermandad está marginada, aplastada por una represión implacable que ha matado a cientos de partidarios de Morsi y ha arrestado a miles desde su derrocamiento. El Sisi se ha beneficiado por un surgimiento del nacionalismo alimentado por la prensa que lo califica como salvador de la nación. Su único oponente en los comicios actuales es el político izquierdista Jamdin Sabahi, que terminó tercero en 2012.

Lo que desea la mayoría del electorado es estabilidad y el fin de años de agitación, pese a las críticas de que el candidato favorito será implacable con la disidencia.

"Es un militar estricto. Controlará el país y llevará seguridad a las calles", dijo Olfat Sayed Hasanein, profesor universitario que votó por aquel. "No podemos darnos el lujo de otros fracasos".

El Sisi, vestido de civil, votó en una escuela en el elegante barrio cairota de Heliópolis, donde las mujeres ulularon en señal de entusiasmo. "Todo el mundo está observando para ver cómo los egipcios harán historia", dijo a la prensa.