Mundo

Armas químicas sirias podrían ir a parar al mar

01 febrero 2014 6:16 Última actualización 19 noviembre 2013 19:13

  [Los inspectores han revisado las mil 300 toneladas de gas sarín, mostaza y otros agentes declarados por Siria/Reuters] 


 
Reuters
AMSTERDAM.- Las armas químicas de Siria podrían ser procesadas y destruidas en el mar, dijeron fuentes familiarizadas con las discusiones en el organismo internacional encargado de eliminar el arsenal tóxico.
Cuatro días después de que Albania rechazara una solicitud de Estados Unidos para albergar una planta de decomiso de armas, diplomáticos occidentales y un funcionario de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPCW, por su sigla en inglés) en La Haya dijeron que la entidad estudia la opción de realizar el trabajo en el mar, a bordo de un barco o una plataforma marítima.
Confirmando la discusión, el funcionario de OPCW destacó que todavía no se han tomado decisiones. "Lo único que se sabe por ahora es que es técnicamente posible", dijo el martes la fuente.
Aunque otros estados, entre ellos Japón, han lidiado con armas químicas en el mar, montar una operación tan grande y compleja sería algo inédito, dicen expertos independientes.
Sin embargo, dado el enorme desafío de neutralizar más de mil toneladas de material en medio de una guerra civil y la renuencia de gobiernos como Albania a desafiar las protestas populares contra cualquier instalación en su territorio, la opción está siendo considerada.
"Hay discusiones sobre destruirlas en un barco", dijo un funcionario estadounidense a Reuters.
El presidente sirio, Bashar al-Assad, aceptó unirse a un tratado internacional que veta las armas químicas luego de que Washington amenazara con lanzar incursiones aéreas contra su país, tras un gran ataque con gas sarín en agosto en territorio controlado por rebeldes, del que Damasco culpó a sus enemigos.
Los inspectores de OPCW han revisado las mil 300 toneladas de gas sarín, mostaza y otros agentes declarados por Siria, y la organización decidió la semana pasada que la mayor parte del material debería ser enviada fuera del país para fin de año y destruida para mediados del 2014.
Aunque las batallas por el control de la carretera que une la capital con el puerto de Latakia en el Mediterráneo han generado dudas sobre el transporte de cargamentos de químicos a la costa mediante camiones, fuentes dijeron que la negativa de Albania el viernes tomó a los negociadores por sorpresa y provocó un cambio radical para mantener el plan en marcha.