Mundo

Argentina y Brasil observarán comicios
en Venezuela

El presidente electo argentino, Mauricio Macri,  y la mandataria brasileña Dilma Roussef observarán muy de cerca los comicios del próximo domingo en Venezuela. 
AP
04 diciembre 2015 19:7 Última actualización 04 diciembre 2015 19:8
Dilma y Macri

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, recibió al presidente electo de Argentina, Mauricio Macri, frente a las próximas elecciones en Venezuela. (AP)

El presidente electo argentino Mauricio Macri dijo el viernes que él y la mandataria brasileña Dilma Rousseff observarán muy de cerca los comicios del domingo en Venezuela.

Macri dejó clara su oposición a la presencia de Venezuela, un país políticamente polarizado, en el bloque comercial sudamericano Mercosur, principalmente porque —dijo— infringe la cláusula democrática del grupo.

Macri se encuentra de visita en Brasil en su primera gira internacional después de que ganara el mes pasado la presidencia en segunda vuelta electoral.

En una conferencia de prensa en Brasilia, a la que no asistió Rousseff, Macri señaló que él y la presidenta, que afronta diversas dificultades, confían en una disminución de las tensiones que persisten en Venezuela.

Lo que haga el Mercosur con Venezuela se relaciona con lo que suceda el domingo, agregó.

Según encuestas recientes, la oposición política venezolana sacaba ventaja de casi 30 puntos porcentuales sobre el partido del presidente Nicolás Maduro antes de las elecciones, situación que podría cambiar el control de la Asamblea Nacional de ese país por primera vez desde 1998.

Poco después de su triunfo en Argentina, Macri señaló que exigirá al Mercosur que aplique la cláusula democrática y suspenda a Venezuela debido a las acusaciones de que Caracas viola derechos.

Sin embargo, Rousseff, que respalda ampliamente a Venezuela, ha exigido pruebas de que el gobierno de Maduro ha violado las normas democráticas.

Durante su breve reunión con Rousseff, Macri se pronunció por un estrechamiento de las relaciones comerciales entre ambos vecinos, que tienen discrepancias sobre las barreras que afectan su intercambio de productos.

Si a Brasil le va bien, a Argentina también le irá bien, declaró Macri.

Macri dijo que Rousseff estaba muy tranquila a pesar del inicio del juicio político en su contra esta semana, y afirmó que la mandataria le explicó lo que estaba ocurriendo.

Después, el presidente electo se reunió con empresarios en Sao Paulo e insistió en que Brasil y Argentina necesitan de la cooperación para superar sus respectivas crisis económicas.