Mundo

Apagón eléctrico en Venezuela afecta varios sectores de Caracas

Según el ministro de Energía Eléctrica, Jesse Chacón, la falla en el suministro se debió a una falla en una subestación y que ya trabajaban en la recuperación del servicio; el servicio telefónico también resultó afectado por el apagón.
Reuters
04 diciembre 2014 11:36 Última actualización 04 diciembre 2014 12:30
Las operaciones de los trenes subterráneos de Caracas, y las capitales estatales de Los Teques, Maracaibo y Valencia resultaron afectadas, por lo que las personas tuvieron que caminar o tomar otros transportes. (Reuters)

Las operaciones de los trenes subterráneos de Caracas, y las capitales estatales de Los Teques, Maracaibo y Valencia resultaron afectadas, por lo que las personas tuvieron que caminar o tomar otros transportes. (Reuters)

CARACAS.Un apagón en Venezuela provocado por una falla en una subestación eléctrica afectaba varios sectores del este y centro de la capital Caracas, y el gobierno aseguró que el servicio ya se estaba recuperando.

El corte de energía, que se produjo cerca del mediodía local, tuvo un alcance reducido en comparación con los apagones masivos que han afectado en los últimos años a la nación petrolera.

"Una falla en la subestación Boyaca (al este de la ciudad), afectó el servicio (...) ya comenzamos la recuperación", dijo el ministro de Energía Eléctrica Jesse Chacón, a través de su cuenta de Twitter.

Las comunicaciones telefónicas también fueron parcialmente afectadas.

En el 2007, en medio de una oleada de nacionalizaciones, el gobierno del fallecido Hugo Chávez tomó el control de gran parte del sistema eléctrico.

Analistas han dicho que desde entonces, la desinversión en el sector ha provocado un deterioro de los servicios de generación y transmisión, al punto que a pesar de que la capacidad instalada es mayor que la demanda, la poca disponibilidad efectiva obliga a racionamientos.

El gobierno se queja constantemente del derroche de energía de los venezolanos, que consumen un promedio de 5.878 kilovatios-hora (kWh) por vivienda al año, el doble del promedio de América Latina, según cifras oficiales.