Mundo

América Latina tendrá activa participación en Cumbre Nuclear

México, junto con Argentina, Brasil y Chile, es uno de los cuatro países latinoamericanos invitados a la Cumbre, que inicia este jueves, y buscará impulsar la discusión en materia de uso de energía nuclear.
Notimex
30 marzo 2016 20:4 Última actualización 30 marzo 2016 21:11
Obama asistió a la Conferencia Nacional sobre el Consumo de Fármacos Prescritos y Heroína. (AP)

Obama asistió a la Conferencia Nacional sobre el Consumo de Fármacos Prescritos y Heroína. (AP)

WASHINGTON.- América Latina tendrá una activa participación durante la Cuarta Cumbre de Seguridad Nuclear, que iniciará mañana jueves y que reunirá durante dos días en esta capital a representantes de 56 países, incluyendo 22 jefes de Estado.

La cumbre marcará la última oportunidad del presidente Barack Obama para impulsar el fortalecimiento de la seguridad nuclear frente a la amenaza que presentan naciones como Corea del Norte, e impedir que material nuclear llegue a manos de actores como el grupo yihadista Estado Islámico.

México, junto con Argentina, Brasil y Chile, es uno de los cuatro países latinoamericanos invitados a la Cumbre, y en el pasado ha tenido una activa participación en las reuniones previas celebradas en Washington en 2010, en Seúl en 2012, y en La Haya en 2014.

La canciller argentina Susana Malcorra consideró que a pesar de las limitaciones tecnológicas de los países latinoamericanos que cuentan con energía nuclear, la región puede hacer importantes aportes en los esfuerzos en pos de la seguridad nuclear.

Recordó que su país tomó hace tiempo la decisión de utilizar la energía nuclear con fines pacíficos, orientada no sólo a la generación de energía sino también a cuestiones vinculadas a tratamiento de salud, investigación, y “me parece que eso es un ejemplo de algo que la región puede hacer”.

“Latinoamérica es una región de paz, una región libre de conflictos. La región (puede) ejemplificar como el uso de la energía atómica, que ha sido tan utilizado para fines exclusivamente militar y de conflicto, puede servir a la gente y puede seguir posicionándose de manera diferenciada y competitiva en el mundo”, precisó.

El gobierno mexicano, por su parte, dio a conocer a través de su cancillería que en esta cita impulsará que los compromisos emanados de las cumbres anteriores se cumplan y contribuyan a las discusiones en otros foros multilaterales dedicados a este ámbito temático, como es el caso del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

El asesor de Seguridad Nacional para Comunicaciones Estratégicas de la Casa Blanca, Ben Rhodes, dijo el martes pasado que el encuentro será una oportunidad para revigorizar los esfuerzos bilaterales y multilaterales en pos de una sólida seguridad nuclear, como lo convocó el presidente Obama en un discurso en Praga en el 2009.

“Desde el discurso de Praga, hemos estado tratando de revigorizar los esfuerzos bilaterales y multilaterales para llamar a las naciones a examinar sus propios compromisos en seguridad nuclear, y el proceso de las cumbres nucleares ha sido central en estos esfuerzos”.

Pese a la perspectiva latinoamericana, la Casa Blanca dejó en claro que las amenazas que representan Corea del Norte y EI dominarán en gran medida los trabajos de esta cita, la última que presidirá Obama antes de dejar la presidencia en enero próximo.

Los temores de que Pyongyang pueda desarrollar una capacidad balística nuclear quedaron de manifiesto en las reuniones bilaterales previstas por Obama durante los trabajos de dos días.

El mandatario sostendrá mañana jueves un encuentro trilateral con el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, y la presidenta de Corea del Sur, Park Geun-Hyewith, y posteriormente una bilateral con el presidente de China Xi Jinping, el principal aliado norcoreano.

Obama se entrevistará además con los dirigentes de China, Francia, Reino Unido y Alemania (que junto con Estados Unidos y Rusia integran el grupo P5+1) para evaluar la implementación del acuerdo nuclear con Irán, donde será notoria la ausencia del presidente ruso Vladimir Putin, quien no asistirá a este encuentro.

Rhodes lamentó la ausencia de Putin, haciendo notar que Moscú se ha beneficiado de la cooperación nuclear, tanto bilateral como multilateral, “y francamente lo que están haciendo es aislarse de no participar, a diferencia de cómo lo han hecho en el pasado”.

El gobernante estadunidense recibirá mañana jueves en la Casa Blanca a los 22 jefes de Estado que han confirmado su asistencia, para una cena de trabajo, y el viernes presidirá las tres reuniones plenarias para concluir con una conferencia de prensa al término del evento.

Todas las notas MUNDO
Argentina recibe reporte de explosión en zona donde desapareció submarino
Eduardo Ferrer es el nuevo presidente de la CIDH
Objeto detectado por avión de EU no sería submarino argentino
Trump 'se echa porras' en Día de Acción de Gracias
Barcos y aviones buscan a tres marinos de EU tras accidente
Papa Francisco visitará tres países del Báltico en 2018
Mugabe recibe inmunidad y garantía de seguridad en Zimbabue
Se reúnen cancilleres de Cuba y Corea del Norte en La Habana
Desertor norcoreano despierta y pide escuchar 'K-pop'
Así se escuchaba John F. Kennedy a los 20 años
Facebook advertirá a quienes lean propaganda rusa
Conflicto armado sigue en Colombia pese a acuerdo de paz con FARC: Amnistía
Putin logra respaldo de Irán y Turquía para nueva iniciativa de paz en Siria
Ecuador llama atención a Assange por injerencia en Cataluña
Familias pierden esperanza de hallar a submarino argentino
Gobierno cubano incauta 4.5 toneladas de drogas en mares durante 2017
Levantan bloqueo de Yemen y permiten asistencia humanitaria
Toma fuerza culto a la personalidad de Xi Jinping en China
Mnangagwa será investido como presidente de Zimbabue
Video muestra cómo balean a soldado norcoreano
Corea del Norte critica su inclusión en lista de terrorismo
Haitianos lamentan decisión de Trump de enviarlos de vuelta a casa
Corte de la ONU condena a Mladic por genocidio en guerra de Bosnia
Se estrella avión militar de EU con 11 personas a bordo, cerca de Japón
México, séptimo país con más pérdidas económicas por desastres climáticos