Mundo

Alto funcionario cubano descarta viraje a propiedad capitalista

10 febrero 2014 4:48 Última actualización 07 julio 2013 18:28

[Bloomberg]  


 
Notimex
 
La Habana.- El vicepresidente del Consejo de Ministros, Marino Murillo, dijo este domingo que en Cuba existe y existirá propiedad social sobre los medios de producción, al salir al paso de versiones de que la isla "avanza hacia el capitalismo".

En la clausura de la primera sesión anual ordinaria del Parlamento, Murillo advirtió que los principios socialistas del modelo cubano y su actualización significan modernizar la gestión y no un cambio de propiedad.

"Se trata de un modelo económico capaz de sustentar las conquistas de la Revolución, asumir otras vías de conducir la economía", indicó una versión de la agencia Prensa Latina.

De acuerdo con el también miembro del Buró Político del gobernante Partido Comunista (PCC), esto no está en contradicción con otras formas de gestión como las empresas mixtas y el trabajo por cuenta propia.

Para Murillo, la planificación centralizada, que caracterizó al agotado sistema de corte soviético vigente aquí durante cinco décadas, seguirá siendo el instrumento por excelencia en la búsqueda de equilibrio macroeconómico.

El también jefe de la Comisión Permanente para la Implementación y Desarrollo, calificó como una tarea urgente con vista al plan de la economía para 2014 eliminar las trabas del sistema empresarial para desatar al máximo sus potencialidades productivas.

Aseguró que el sistema empresarial tendrá nuevas facultades para manejar sus recursos y ponerlos en función de mejorar la eficiencia y estimular a sus trabajadores, pero advirtió que se mantendrán restricciones "marcadas por la eficiencia".

Toda empresa tiene que ser eficiente, producir, vender, cobrar y obtener utilidades, dijo el principal estratega económico de la nación caribeña.

Por ello, entre las directivas aprobadas figura proponer la extinción, fusión, redimensionamiento o transformación en otra forma de gestión estatal de las entidades con pérdidas continuadas, explicó.

El plan de 2014 contempla ampliar el mercado mayorista y pone énfasis en la producción de alimentos, pues el Estado gastó casi dos mil millones de dólares en los últimos años en su compra en el exterior, apuntó.

En otra parte de su intervención, Murillo informó que el gobierno puso en práctica nuevos modos de financiar la deuda pública.

El déficit presupuestario (deuda pública) solo se financiaba en Cuba con la emisión de monedas, lo que, a decir del vicepresidente, provoca desequilibrios en la conducción de la economía y genera efectos inflacionarios y alza de precios.

A partir de ahora, el 49 por ciento de esa deuda se cubrirá mediante el crédito bancario, y el resto se hará con la emisión primaria de dinero, comentó el funcionario.

Murillo anunció, asimismo, que Cuba cuenta ya con 429 mil trabajadores por cuenta propia (privados) y aseguró que la reciente creación de 126 cooperativas evidencia la voluntad política de potenciar esta esfera.