Mundo

Alerta en Grecia ante incendios forestales; Tsipras pide calma

El primer ministro instó a la calma mientras más de 80 bomberos con 18 camiones y tres aviones combatían las llamas en Atenas, que estaban cerca de viviendas; informó que había acudido a otros países europeos para solicitar ayuda para controlar el fuego. 
Reuters
17 julio 2015 10:9 Última actualización 17 julio 2015 10:47
Incendios Grecia

Los incendios han provocado nubes de humo sobre Atenas. (Reuters)

ATENAS. Decenas de residentes de Atenas evacuaron sus casas debido a que incendios avivados por fuertes vientos y altas temperaturas quemaban bosques en la capital griega, provocando nubes de humo sobre la ciudad.

Los incendios agravan los problemas que enfrenta el gobierno del primer ministro Alexis Tsipras, que está luchando por obtener un nuevo rescate de sus acreedores extranjeros.

Tsipras, quien podría postergar una reestructuración de su gabinete -esperada para el viernes- debido a la emergencia, instó a la calma mientras más de 80 bomberos con 18 camiones y tres aviones combatían las llamas, que un fotógrafo de Reuters dijo que estaban cerca de viviendas.

La plaza de un vecindario se quemó completamente y las llamas rodeaban la iglesia local. Decenas de personas, entre ellas ancianas que cubrían sus rostros con bufandas, intentaban apagar el fuego con baldes de agua.

"Todos necesitamos estar tranquilos", declaró Tsipras a periodistas.

Además informó que le había pedido ayuda a la fuerza aérea y a las fuerzas armadas y que también había acudido a otros países europeos por asistencia con otras aeronaves.

Los incendios forestales son habituales durante los meses del verano en Grecia. Aún persisten los recuerdos de los enormes daños y pérdidas de vidas causados en 2007 durante los peores episodios registrados en los últimos años.

"La situación es difícil", dijo Michalis Karagiannis, vice alcalde de Vyronas, uno de los suburbios cercanos al incendio.

Hasta el momento no hubo reportes de heridos, dijeron fuentes de los bomberos.

El ministro de Energía, Panagiotis Lafazanis, quien habló con la televisión griega desde el lugar con una máscara protectora en la cara, dijo: "Todos estamos haciendo un esfuerzo para evitar que empeore".