Mundo

Alemania desconoce resultados de elecciones en Donetsk y Lugansk

El portavoz del gobierno alemán, Steffen Seibert, dijo que las elecciones celebradas este domingo en Donetsk y Lugansk, son violatorias a la constitución de Ucrania y de los acuerdo de Minsk; dijo que eso hace aún más “incomprensible las voces oficiales rusas de que respetan y reconocen esas elecciones”.
Notimex
03 noviembre 2014 8:17 Última actualización 03 noviembre 2014 8:17
Ucrania

Con el 38% de los votos contados, partidos afines a Petro Poroshenko lograron el control del parlamento ucraniano. (Reuters)

BERLÍN. Alemania no reconoce los resultados de las controvertidas elecciones en el oriente de Ucrania, que tuvieron lugar este domingo en Donetsk y Lugansk, que ya se autodenominan “repúblicas populares”.

El portavoz oficial del gobierno alemán, Steffen Seibert, dijo que las elecciones fueron “ilegítimas” y las calificó de violatorias de la Constitución de Ucrania y de los acuerdos de Minsk para la superación del conflicto entre los separatistas y Ucrania, que tuvieron lugar en septiembre.

Criticó además la forma como fueron realizadas las votaciones y las caracterizó de ser “sumamente cuestionables”. Agregó que eso hace aún más “incomprensible” para el gobierno alemán las “voces oficiales rusas de que respetan y reconocen esas elecciones”.

El portavoz oficial señaló que el gobierno alemán espera que Rusia haga todo lo posible para que se apliquen los acuerdos de Minsk. Estados Unidos y la Unión Europea anunciaron asimismo que no reconocen esas elecciones.

La televisión estatal rusa, que también se capta en Lugansk y Donetsk, mostró filas de electores que se formaron en medio de gélidas temperaturas para emitir su voto.

Los protocolos de Minsk fueron el resultado de deliberaciones y negociaciones en las que participaron el gobierno de Ucrania, la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OCSE) y Rusia para aplicar un plan de paz que contempla dar pasos conjuntos para ponerlo en práctica.

Los protocolos fueron firmados el 5 de septiembre en la capital de Rusia Blanca, Minsk. En ellos se asientan 12 puntos: inmediato alto al uso de la fuerza armada, monitoreo del cese al fuego, la descentralización del poder en Ucrania para que las regiones de Donetsk y Lugansk adquieran mayor autonomía.

También estipulan la creación de una zona de seguridad entre esas regiones y Rusia, la liberación de los rehenes y los presos políticos a causa del conflicto, continuación del diálogo nacional, mejoras a la situación humanitaria en Donbass y la garantía de seguridad para los participantes en las consultaciones, entre los principales puntos.