Mundo

Alemania condena a exguardia de Auschwitz 

Reinhold Hanning, de 94 años, fue condenado a 5 años de cárcel por facilitar la matanza en el campo de concentración de Auschwitz; durante el juicio se incluyó el testimonio de decena de sobrevivientes que detallaron el horror que vivieron.
Reuters
17 junio 2016 9:9 Última actualización 17 junio 2016 9:9
Reinhold Hanning

Reinhold Hanning fue guardia del campo de concentración de Auschwitz. (Reuters)

DETMOLD.- Un anciano ex guardia del campo de concentración de Auschwitz fue condenado como cómplice de asesinato de al menos 170 mil personas, al final del que posiblemente sea uno de los últimos juicios en Alemania por el Holocausto ocurrido durante la Segunda Guerra Mundial.

Reinhold Hanning, de 94 años, fue condenado a cinco años de cárcel por facilitar la matanza en el campo de concentración en la ocupada Polonia.

El juicio de casi cuatro meses incluyó testimonios de una decena de sobrevivientes del Holocausto, muchos de ellos extremadamente ancianos, que detallaron el horror de ver montañas de cuerpos y sentir el olor de carne quemada en el campo de concentración.

La defensa dijo que Hanning debería ser absuelto porque el ex oficial de las SS no había matado, golpeado o abusado de nadie. Hanning, sentado en una silla de ruedas, permaneció en silencio e impasible por gran parte del juicio, evitando el contacto visual con el resto de la sala del tribunal.

El ex guardia habló a finales de abril, cuando se disculpó con las víctimas y dijo que se arrepentía de haber sido parte de una "organización criminal" que mató a tantas personas y causó tanto sufrimiento. "Estoy avergonzado que, sabiendo, dejé que ocurrieran injusticias y no hice nada para oponerme", dijo.

Hanning no fue acusado de participación directa en ninguna muerte. Pero los fiscales y decenas de demandantes de Alemania, Hungría, Israel, Canadá, Gran Bretaña y Estados Unidos dijeron que ayudó a que Auschwitz funcionara. Ambas partes tienen una semana para presentar una apelación.

Alemania lleva adelante lo que posiblemente sea uno de los últimos juicios relacionados con el Holocausto, en el que los nazis mataron a más de seis millones de personas, en su mayoría judíos. Además de Hanning, otro hombre y una mujer, ambos de más de 90 años, son acusados como cómplices de asesinatos masivos en Auschwitz.