Mundo

Alemanes ofrecen su voto a extranjeros afectados por la política exterior de Merkel

10 febrero 2014 4:35 Última actualización 19 septiembre 2013 14:42

[Españoles y griegos ven el proyecto como una oportunidad de protestar contra Merkel / Cortesía Electoral Rebellion] 


 
 
 
Reuters
 
 
 
BERLÍN.- Españoles y griegos indignados por las duras medidas de austeridad impuestas en sus países, por las que culpan a la canciller alemana Angela Merkel, esperan que salga del poder en las elecciones nacionales del domingo usando papeletas "donadas" por votantes alemanes.
 
 
En una página de Facebook llamada "Electoral Rebellion" los extranjeros que no pueden participar en las elecciones pueden publicar peticiones de voto y alemanes que crean que se merecen poder opinar en unas elecciones cuyo resultado afectará al resto del Europa les pueden ofrecer el suyo.
 
 
El director del proyecto Filip Nohe dijo que la mayoría de los interesados en la propuesta, que está abierta a todas las nacionalidades, procedían de España.
 
 
"La idea es que los alemanes cedan sus votos a personas de países que se están viendo afectados por la política alemana o mundial", dijo Nohe, activista de Egality Berlin, que hace campaña a favor de la democracia más allá de los confines de la nación Estado.
 
 
"Hay muchos ejemplos, uno son las políticas de austeridad que están siendo impuestas en los países europeos del sur", declaró.
 
 
Nohe dijo que el proyecto era legal, dejando claro que serían los propios votantes alemanes los que irían a los centros de votación y depositarían sus papeletas en privado.
 
 
"Simplemente aceptan una recomendación que técnicamente procede de alguien en otro país", agregó.
 
 
El Gobierno español, que lidia con la recesión y el alto desempleo, ha realizado recortes presupuestarios muy impopulares en un intento por reducir su déficit y muchos españoles ven en la insistencia de Merkel en la austeridad fiscal la causa de su sufrimiento.
 
 
"Los Gobiernos alemán y español me obligaron a emigrar a Francia porque en España no puedo encontrar trabajo. Creo que tengo el derecho a votar en el país que decide mi futuro", dijo una persona que firmaba como Pablete Willifo y decía proceder del sur de España en la página de Facebook.
 
 
 
SOLIDARIDAD
 
 
 
Muchos, como Daniel Correa, de 33 años, están a favor de partidos de izquierda que generalmente apoyan una postura más suave hacia la crisis de la zona euro que Merkel y se centran más en los costos sociales de la austeridad.
 
 
"Creo que votaré por el Partido Verde o por el Partido Socialista", dijo Correa a Reuters, en referencia al principal partido de la oposición socialdemócrata (SPD). "Espero que desarrollen una política más orientada a la solidaridad", agregó.
 
 
Anna Politi, de 34 años, una escritora griega, se hizo eco de este sentimiento.
 
 
"Creo que si Grecia tuviera una voz en las políticas generales que se están decidiendo, los recortes no serían tan severos. No se pedirían que se ejecutaran tan rápidamente", dijo.
 
 
En Grecia, los manifestantes han hecho esculturas de Merkel con el uniforme nazi para mostrar su enfado por la austeridad, que cuenta con el respaldo de Alemania.
 
 
Las encuestas de opinión sitúan a los conservadores de Merkel por delante de otros partidos pero su actual socio de coalición, los Demócratas Libres, podrían no superar el umbral del 5 por ciento para entrar en el Parlamento, haciendo más probable una "gran coalición" entre el partido de la canciller y el SPD.
 
 
Para complicar más la aritmética parlamentaria, un nuevo partido euroescéptico que quiere obligar a que a países más débiles como España salgan de la moneda única también podría entrar en el Parlamento, alimentado por la indignación de los alemanes por los costos de los rescates.
 
 
Nohe dijo que no sabía cuánta gente se uniría al proyecto pero que su página de Facebook ya contaba hasta el momento con mil 300 "me gusta".