Mundo

Alcaldes del mundo se comprometen a cumplir objetivos de la ONU

Son 17 acuerdos en los que la Organización de las Naciones Unidad incluye erradicar el hambre y la extrema pobreza así como igualdad de género y acciones contra el cambio climático. 
Reuters
22 julio 2015 19:10 Última actualización 22 julio 2015 19:32
Se presume que una facción conservadora dentro del Vaticano estaría bloqueando la respuesta a la nominación del diplomático francés Laurent Stefanini. (Bloomberg)

El evento de la ONU se llevó a cabo en el Vaticano. (Bloomberg)

CIUDAD DEL VATICANO.- Más de 65 alcaldes de todo el mundo se comprometieron el miércoles a implementar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas en sus ciudades y a combatir el calentamiento global, asegurando que la sociedad enfrenta muchas amenazas.

El compromiso se firmó en una cumbre celebrada en el Vaticano, en la que participaron alcaldes como el de Nueva York, París, Río de Janeiro, Estocolmo, Johannesburgo, entre otros.

"El tejido de nuestras sociedades está amenazado por un número creciente de desigualdades, las necesidades no atendidas de los más pobres y vulnerables, un medio ambiente golpeado de forma más frecuente, intensas olas de calor, sequías, inundaciones, la subida del nivel del mar y otras amenazas relacionadas con el clima", indica el compromiso.

La ONU pretende adoptar en septiembre estos objetivos, que incluyen 17 compromisos de líderes mundiales para erradicar el hambre y la extrema pobreza para 2030, reducir la desigualdad dentro y entre los países, lograr una mayor igualdad de género, asegurar el suministro sostenible de agua y energía, y tomar acciones urgentes para combatir el cambio climático.

Cumplir los objetivos costaría entre 3.3 billones y 4.5 billones de dólares al año, mientras que combatir el cambio climático y adaptarse a sus efectos costará a los países pobres unos 100.000 millones anuales.

Los alcaldes, a los que se dirigió el Papa el martes, se comprometieron a promover el éxito de los objetivos en sus ciudades y a formar una alianza urbana comprometida con el desarrollo sostenible.

La conferencia de dos días fue el último intento del Vaticano para influir en las políticas gubernamentales en asuntos como el desarrollo sostenible y el cambio climático.

En abril, el Vaticano recibió a científicos para discutir el cambio climático y el mes pasado el Papa publicó la primera encíclica en la historia de la Iglesia Católica dedicada al medio ambiente.

Su llamado a los 1.200 millones de fieles podría llevar a los católicos del mundo a presionar a los políticos en asuntos de ecología.