Mundo

Al menos 20 muertos tras explosión en una mezquita chií en Pakistán

Jundullah, un grupo escindido de los talibanes paquistaníes que el año pasado prometió apoyar al Estado Islámico, se adjudicó la responsabilidad del ataque; las autoridades indagan la causa de la explosión.
Reuters
30 enero 2015 6:53 Última actualización 30 enero 2015 6:53
Pakistán

Al momento de la explosión, la mezquita estaba repleta de personas. (Reuters)

ISLAMABAD. Al menos 20 personas murieron y más de 50 resultaron heridas, cuando una explosión sacudió una mezquita chií repleta de personas en la ciudad paquistaní de Shikarpur, informaron funcionarios.

La violencia sectaria ha estado en aumento en Pakistán, donde grupos radicales suníes suelen atacar las mezquitas más frecuentadas por los chiíes, a quienes consideran infieles.

"Se han traído al hospital al menos 20 cadáveres y más de 50 personas heridas", dijo a Reuters Shaukat Memon, un médico de un hospital cercano.

Jundullah, un grupo escindido de los talibanes paquistaníes que el año pasado prometió apoyar al Estado Islámico, se adjudicó la responsabilidad del ataque.

"Nuestra meta fue la (mezquita de la) comunidad shia (...) Ellos son nuestros enemigos", dijo Fahad Marwat, un portavoz de Jundullah, sin dar detalles.

La policía dijo que no estaba claro qué provocó la explosión durante las plegarias en una parte concurrida de la ciudad.

"Estamos tratando de establecer la naturaleza de la explosión", dijo el jefe de policía de Shikarpur, Saqib Ismail Memon. "Un escuadrón de desactivación de bombas está examinando el lugar", agregó.

Sain Rakhio Merani, viceinspector general en la región, dijo que el estallido probablemente fue causado por un dispositivo explosivo, aunque la televisión paquistaní citó a algunos residentes diciendo que vieron a un hombre usando un chaleco suicida.

Parte de la mezquita colapsó después de la explosión, enterrando a algunos de los heridos entre los escombros. Personas que pasaban por el lugar más tarde los sacaron, colocándolos en autos para trasladarlos al hospital.

Pakistán ha estado en alerta por ataques desde una masacre del 16 de diciembre en una escuela en la ciudad de Peshawar, en la que murieron al menos 145 personas, en su mayoría niños.

Los chiíes constituyen cerca de una quinta parte de la población de Pakistán de alrededor de 180 millones. Más de 800 chiíes han muerto en ataques desde inicios del 2012, según Human Rights Watch.