Mundo

Al menos 12 muertos en un atentado en un mercado de Bagdad

Una camioneta descubierta cargada de explosivos estalló durante la hora punta de la mañana en un mercado de frutas y verduras en el distrito de al-Rashidiya y mató a al menos 12 personas e hirió a 32 más, además causar daños en varios vehículos.
AP
12 julio 2016 6:17 Última actualización 12 julio 2016 7:36
Bagdad

El ataque se registró en un mercado en un barrio de mayoría chií. (Reuters)

BAGDAD.- Un coche bomba suicida estalló en mercado al aire libre en un barrio de mayoría chií en el nordeste de Bagdad, matando a al menos 12 personas, según funcionarios, mientras fuerzas del gobierno iraquí se desplegaron en gran parte de la capital para preparar un importante desfile militar que se celebrará esta semana.

El atentado se produce tras dos grandes explosiones la semana pasada, reivindicadas por ISIS, en las que murieron más de 300 personas. El lunes, el secretario de Defensa de Estados Unidos, de visita en el país, dijo que Washington enviará 560 soldados más para ayudar en la lucha contra la milicia radical.

En el ataque de este martes, una camioneta descubierta cargada de explosivos estalló durante la hora punta de la mañana en un mercado de frutas y verduras en el distrito de al-Rashidiya, indicó un agente de policía. La bomba mató a al menos 12 personas e hirió a 32 más, además causar daños en varios vehículos, agregó.

Una fuente médica confirmó las cifras de víctimas. Las dos fuentes hablaron bajo condición de anonimato porque no estaban autorizadas a proporcionar información.

Ningún grupo reclamó en un primer momento la autoría del ataque, similar a otros atentados del ISIS. Los extremistas suníes, que consideran a los chiíes herejes, conquistaron grandes partes del norte y el oeste de Irak en el verano de 2014, una rápida ofensiva que arrastró al país a su peor crisis desde la salida de las tropas estadounidenses a finales de 2011.

La semana pasada, ISIS mató a más de 300 personas en dos ataques. Un camión bomba estalló en una concurrida zona comercial del vecindario de Karada, de mayoría chií, cobrándose la vida de 292 personas, uno de los peores atentados desde el inicio de la invasión liderada por Estados Unidos en 2003. El pasado jueves, un ataque a un templo chií en el norte de Bagdad arrojó 37 muertos.

Fuerzas del gobierno se desplegaron por toda la ciudad, cerrando carreteras principales y alterando el tránsito. El portavoz del Ministerio del Interior, el general Saad Maan, dijo que los soldados estaban "practicando para un desfile militar previsto para una ocasión específica". Maan no entró en detalles sobre la fecha concreta, pero el país está a punto de celebrar el aniversario del derrocamiento de la monarquía Hachemita en 1958 y la declaración de Irak como república el jueves.

Los recientes atentados perpetrados por ISIS lejos del frente demuestran la capacidad del grupo para lanzar ataques letales pese a las recuentes pérdidas territoriales en Irak y Siria, donde ha establecido un autoproclamado califato. Los insurgentes siguen controlando zonas en el norte y oeste de Irak.

Según Carter, que se reunió con altos funcionarios iraquíes, los nuevos efectivos estadounidenses llegarían al país en las próximas semanas. Su principal tarea será transformar una base aérea recuperada a los extremistas este mes en un centro logístico para la esperada ofensiva por Mosul, la segunda ciudad del país, también controlada por ISIS.