Mundo

Al día mueren 1,800 niños por agua contaminada:UNICEF

12 febrero 2014 4:48 Última actualización 22 marzo 2013 7:43

[Cuartoscuro] Hay 783 millones de personas que no tienen acceso a agua potable en el mundo. 


 
 
Notimex 



Cerca de 2,000 niños menores de 5 años mueren cada día por enfermedades diarreicas y cerca de 1,800 muertes están relacionadas con el agua, el saneamiento y la higiene, destacó hoy 22 de marzo la Organización de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

Con motivo de la conmemoración hoy del Día Mundial del Agua, UNICEF pidió en un comunicado a los gobiernos, la sociedad civil y los ciudadanos que recuerden que detrás de las estadísticas hay niños.

El responsable del programa de UNICEF de agua, saneamiento e higiene, Sanjay Wijesekera, apuntó que "a veces nos enfocamos tanto en los grandes números, que no somos capaces de ver las tragedias humanas que subyacen en cada estadística".

"Si 90 autobuses escolares llenos de niños se estrellaran cada día, y no hubiera supervivientes, el mundo prestaría atención. Esto es precisamente lo que ocurre a diario debido a la mala calidad del agua, el saneamiento y la higiene", señaló.

UNICEF resaltó que casi el 90% de las muertes de niños producidas por enfermedades diarreicas están directamente relacionadas con el agua contaminada, la falta de saneamiento o una higiene inadecuada.

También remarcó que pese al aumento de la población mundial, estas muertes se han reducido de manera significativa en los últimos 10 años, pasando de 1.2 millones de muertes anuales en el 2000 a unas 760,000 en 2011, pero consideró que todavía son muchas.

Según los datos de UNICEF, casi la mitad de las muertes de niños menores de 5 años se producen en sólo 5 países:
 
 
• India
• Nigeria
• República Democrática del Congo (RDC)
• Pakistán
• China

En 10 países, India (24%) y Nigeria (11%) se produce más de un tercio de todas las muertes de niños menores de 5 años ya que buena parte de la población de estos países no tiene acceso a agua y saneamiento adecuados.

Anotó que de los 783 millones de personas que no tienen acceso a agua potable en el mundo, 119 millones se encuentran en China, 97 en India, 66 en Nigeria, 36 en República Democrática del Congo, y 15 millones en Pakistán.

Wijesekera consideró que los progresos conseguidos desde 1990 muestran que con voluntad política, inversión, un enfoque de equidad y llegando a los niños más difíciles de alcanzar, quizás dentro de una generación cada niño pueda tener acceso a agua potable y saneamiento adecuado.
 
Todas las notas MUNDO
Identifican a sospechoso de ataque en Finlandia
EU y Corea del Sur inician ejercicios militares en medio de tensiones
Identificadas las 15 víctimas de ataques en Barcelona y Cambrils
EU reduce servicios de visas en Rusia tras recorte de personal diplomático
Muere una persona en Marsella al chocar un auto contra paradas de autobús: fuente policial
Maduro amenaza con 'severas' acciones judiciales
Trump nos empoderó afirma exlíder del KKK
Diez marineros de EU están desaparecidos tras choque de buque con barco cerca de Singapur
Trump presentará nueva estrategia para Afganistán
Estados Unidos expande búsqueda de miembros de helicóptero
¿Necesitas un descanso? Esta celebración está hecha a tu medida
Descarrilamiento de tren en India deja varios muertos y heridos
Gobierno de Trump, un "desastre ambulante": NYT
Siguiendo a las sombras: ellos son los cazadores de eclipses
Barcelona rinde homenaje a víctimas de atentados
¿Quién es la nueva directora de comunicación de Trump?
Policía catalana desconoce si autor del ataque sigue vivo
Parlamento venezolano desconoce que Constituyente asuma sus funciones
Atacante apuñala a 8 personas en Rusia y es abatido por policías
Iré 'a la guerra' por Trump: Steven Bannon tras despido
Tras despido de la Casa Blanca, Bannon recupera su anterior empleo
Constituyente asume competencias del Parlamento de Venezuela
Maduro está involucrado en escándalo de Odebrecht, según exfiscal
Trump despide a su estratega en jefe, Steve Bannon
Videgaray busca apoyo de Cuba para resolver crisis en Venezuela