Mundo

AKP tiene difícil formar gobierno en Turquía; oposición rechaza coalición

El procurdo Partido Democrático del Pueblo (HDP), el que más votos ganó a costa del Partido de la Justicia y del Desarrollo, se negó a una coalición que respalde a un gobierno en minoría. Frenó las ambiciones de Erdogan de expandir su poder introduciendo un nuevo sistema presidencial.
Recep Tayyip Erdogan, presidente de Turquía, miembro del AKP

Turquía tiene 45 días para formar un nuevo gobierno desde la confirmación de los resultados definitivos. (AP)

ANKARA, Turquía.- El gobernante partido popular de Turquía tenía pocas opciones de gobierno tras quedarse sin su mayoría parlamentaria y ante el rechazo de los partidos de oposición a unirse a una coalición.

El partido AKP del presidente, Recep Tayyip Erdogan, ganó en torno al 41 por ciento de los votos en las elecciones del domingo y se esperaba que obtuviera 258 escaños, 18 menos de los necesarios para gobernar en solitario.

El resultado es un demoledor freno a las ambiciones de Erdogan de expandir su poder introduciendo un nuevo sistema presidencial.



El primer ministro, Ahmed Davutoglu, tiene previsto reunir hoy a su gabinete y a los líderes del partido para analizar las opciones del partido tras 13 de gobierno en solitario.

Los tres partidos de oposición dijeron oponerse a una coalición con el AKP, después de que Erdogan dirigiera una agresiva y dura campaña en favor del partido, dejando a un lado la neutralidad que requiere la constitución del presidente.

Turquía tiene 45 días para formar un nuevo gobierno desde la confirmación de los resultados definitivos.

El partido procurdo HDP, el que más votos ganó a costa del AKP al cruzar por primera vez el umbral del 10 por ciento para formar un grupo propio en el Parlamento, se negó en rotundo a una coalición formal o informal que respaldara a un gobierno en minoría del AKP.

"Hemos prometido a nuestra gente que no formaremos una coalición externa o interna con el AKP", dijo el líder del partido, Selahattin Demirtas. "Somos claros en eso".

El principal partido de oposición, el CHP, insinuó que debería recibir la tarea de formar gobierno.

Por su parte, el nacionalista MHP se mostró poco dispuesto a trabajar con el partido en el gobierno y sugirió que Turquía debería celebrar elecciones generales anticipadas.