Mundo

AI acusa a cascos azules de muertes y violación en República Centroafricana

Según el organismo, los efectivos de las Naciones Unidas encargados de mantener la paz, mataron a un niño de 16 años y a su padre, y violaron a una niña de 12 años en la República Centroafricana.
AP
11 agosto 2015 11:47 Última actualización 11 agosto 2015 11:48
Cascos azules. (www.yocreoenlapaz.com.com)

Cascos azules. (www.yocreoenlapaz.com.com)

NACIONES UNIDAS. Amnistía Internacional acusó a efectivos de las Naciones Unidas encargados de mantener la paz de matar a un niño de 16 años y a su padre, y de violar a una niña de 12 años en incidentes separados en la República Centroafricana.

Una declaración emitida por el organismo, señala que los incidentes ocurrieron el 2 y 3 de agosto cuando los soldados de la ONU efectuaban una operación en la capital, Bangui.

Amnistía afirmó que un vocero de la misión pacificadora de la ONU le comunicó que había iniciado una investigación interna. Agregó que la operación en Bangui fue efectuada por policías de Ruanda y Camerún. El vocero también dijo que la operación en Bangui fue llevada a cabo por fuerzas de paz de Ruanda y Camerún.

Los efectivos de la ONU han estado en esa nación desde septiembre para tratar de sofocar un estallido de violencia sin precedente entre cristianos y musulmanes.

La niña estaba escondida en un baño cuando un hombre con un casco y chaleco de la ONU "la sacó y la violó detrás de un camión", dijo la organización.

Al día siguiente, después que un soldado de Camerún murió y varios resultaron heridos en enfrentamientos armados con residentes, los efectivos de la ONU "empezaron a disparar indiscriminadamente en la calle" donde ocurrió el choque, dijo la declaración. Amnistía dijo que los residentes Balla Hadji, de 61 años, y su hijo Souleimane Hadji, de 16, murieron baleados frente a su casa.

Voceros de la oficina de mantenimiento de la paz de la ONU estaban en una reunión para discutir la declaración de Amnistía y no respondieron inmediatamente un pedido de declaraciones.

La ONU ha sido objeto de escrutinio internacional por su manejo sobre las denuncias de abuso sexual de menores por parte de soldados franceses en la República Centroafricana el año pasado, y un panel independiente investiga el caso.

A fines de junio, el director de la misión Gabacar Gaye dijo en una declaración que estaba "indignado" de que pacificadores de la ONU hubiesen abusado sexualmente de menores en Bangui. Y a principios de junio, la misión inició una investigación sobre supuesto abuso sexual de menores por parte de uno de sus efectivos en el este de ese país.

La declaración de Amnistía dijo que el grupo entrevistó a 15 testigos inmediatamente después de ambos incidentes este mes, además de la niña de 12 años y su familia.

"Una enfermera que examinó a la niña halló evidencias médicas consistentes con agresión sexual", señala la declaración de Amnistía.

"Se debe lanzar urgentemente una investigación civil independiente y los implicados suspendidos inmediatamente durante toda la investigación", dijo la asesora en casos de crisis Joanne Mariner.