Mundo

Acuerdo migratorio parece estar cerca

12 febrero 2014 4:48 Última actualización 01 abril 2013 10:56

 [Bloomberg] El plan del llamado Grupo de los 8 proporcionaría una nueva clase de visas de trabajo para trabajadores poco calificados, entre otas medidas. 


 
AP
 
 
Washington.- Luego que 2 de los representantes más importantes de los negocios y los sindicatos de Estados Unidos acordaron la semana pasada un marco político hacia la reforma migratoria, ahora los legisladores que dan forma a una iniciativa bipartidista necesitan resolver el meollo de la cuestión y mantener apaciguados a los extremistas en sus respectivos partidos.
 
 
La Cámara de Comercio de Estados Unidos y la confederación sindical AFL-CIO convinieron que decenas de miles de trabajadores extranjeros poco calificados puedan venir al país a cubrir vacantes en la construcción, hoteles, restaurantes y otras actividades, y percibir salarios justos.
 
 
Fue el último escollo importante antes de que el acuerdo tentativo pase a manos de los 8 senadores demócratas —4 demócratas y 4 republicanos, quienes deberán afinar los detalles y hacer una propuesta de legislación. Los 8 legisladores buscan poner en marcha los cambios más drásticos al titubeante sistema de inmigración de Estados Unidos en más de 2 décadas.
 
 
"Hay algunos detalles que faltan todavía, pero conceptualmente, ya tenemos un acuerdo entre empresas y sindicatos, y ahora entre nosotros que tiene que ser redactado", dijo el senador republicano Lindsey Graham.
 
 
El plan del llamado Grupo de los 8 proporcionaría una nueva clase de visas de trabajo para trabajadores poco calificados, aseguraría la frontera, tomaría medidas enérgicas contra los empleadores que violen las leyes, mejoraría la inmigración legal y crear un camino a la ciudadanía de 13 años para millones de inmigrantes sin residencia legal que ya están en Estados Unidos.
 
 
"Gracias al acuerdo entre empresas y sindicatos, cada desavenencia política importante quedó superada", dijo el senador Chuck Schumer, demócrata por Nueva York, quien medió entre las partes.
 
 
Sin embargo, este acuerdo no ha tomado todavía la forma de un proyecto de ley y los 8 senadores que buscan un convenio no se han reunido sobre el avance potencial. El Grupo de los 8 planea presentar el marco general cuando regresen de su receso, en la semana del 8 de abril, y actuarán rápidamente para programar una votación.
 
 
El senador Jeff Flake, republicano por Arizona, destacó que la parte más difícil del acuerdo quedó resuelta, pero que faltan los detalles.
 
 
"Este acuerdo no significa que hemos puesto los puntos a las íes ni las rayas transversales a las tés ", afirmó Flake, quien forma parte del Grupo de los 8 legisladores que trabajan en el acuerdo.
 
 
Aun cuando deben comenzar las etapas finales de las negociaciones, un miembro del grupo instó a sus colegas a no adelantarse demasiado. Justo antes de que los legisladores comenzaron a aparecer en programas noticiosos dominicales para hablar de los avances, el senador republicano Marco Rubio advirtió que no estaba dispuesta a que se mencione su nombre —ni su influencia política— para un acuerdo al que le faltan los detalles.
 
 
"Son prematuras las versiones de que el grupo bipartidista de 8 senadores ha alcanzado un acuerdo para una propuesta legislativa (de reforma migratoria)", dijo Rubio, uno de los legisladores que trabajan en la iniciativa.
 
 
Rubio, un cubanoestadounidense, es una figura prominente dentro del Partido Republicano y posible aspirante a la candidatura presidencial en 2016. Los legisladores están muy pendientes de que Rubio dé su visto bueno a un acuerdo, pero la aclaración del legislador enfrió un poco el optimismo.
 
 
Rubio, el emisario del grupo ante los conservadores, describió el acuerdo como "un punto de partida", pero dijo que aún falta la participación de 92 senadores de 43 estados aún en el proceso.
 
 
Ahí es donde intervienen figuras como Rubio y el asistente del líder demócrata Dick Durbin. Ambos estarán en condiciones de dar cobertura política —o de coaccionar— a miembros de su partido que no participaron en la redacción de este acuerdo que podría permitir que unos 11 millones de inmigrantes sin residencia legal obtengan la ciudadanía estadounidense.
 
 
"En cuanto a los 11 millones, tendrán un camino a la ciudadanía, pero tendrán que ganárselo. Será largo y será difícil, pero creo que es lo justo", dijo Graham.
 
 
Hace apenas una semana, un acuerdo parecía imposible, pero luego la Cámara de Comercio de Estados Unidos y la confederación sindical AFL-CIO alcanzaron un acuerdo la noche del viernes para permitir que decenas de miles de trabajadores poco calificados en el país pudiesen cubrir puestos de trabajo en las ramas de la construcción, los restaurantes y los hoteles.
 
 
El senador demócrata Schumer fue quien, mediante una llamada telefónica, negoció la concertación del acuerdo entre el presidente de la Cámara de Comercio, Tom Donohue, y el líder de la AFL-CIO, Richard Trumka.
 
 
Según el acuerdo entre ambas partes, el gobierno crearía una nueva visa 'W'' para trabajadores poco calificados que recibirían salarios iguales a los pagados a los estadounidenses o las pagas que prevalezcan en los sectores en los que laboren, el que sea mayor. El Departamento de Trabajo podría determinar el sueldo prevaleciente de la actividad con base en las tasas habituales en localidades específicas, así que los salarios finales que se paguen a los trabajadores inmigrantes podrían variar de ciudad a ciudad.
 
 
El acuerdo entre el poderoso grupo cabildero empresarial y la central sindical más grande del país necesita aún la aprobación de los senadores, entre ellos el republicano John McCain, de Arizona, cuyos intentos previos para impulsarlo resultaron infructuosos. McCain ha vuelto a la mesa de negociación una vez más.
 
 
El debate sobre la inmigración ya tiene la atención del presidente Barack Obama.
 
 
"Este es un tema que le fue legado a él. No me queda duda de que él desea la aprobación de una reforma migratoria integral", dijo David Axelrod, un asesor político del presidente desde hace mucho tiempo.
 
 
Graham fue entrevistado el domingo en el programa 'State of the Union', de CNN. Schumer, Flake y Axelrod aparecieron en el programa 'Meet the Press' de NBC.
 
Todas las notas MUNDO
Trump presiona a la NFL por protestas durante himno nacional
China pide mesura ante guerra de palabras entre Trump y Corea del Norte
'María' se debilita y sería una tormenta tropical el martes: CNH
Merkel comienza arduo camino para formar Gobierno tras comicios
Autoridades arrestan a persona armada cerca de la Casa Blanca
Abe anuncia elección anticipada en medio de crisis Península Coreana
Merkel vence y logra su cuarto mandato en Alemania
EU prohibirá la entrada a ciudadanos de Corea del Norte y Venezuela
Colapsa represa en Puerto Rico, ordenan evacuación
Canadá impondrá sanciones a Maduro y funcionarios venezolanos
Empresa indemnizará a afectados por accidente en Fukushima
El mayor paso entre EU y México cerrará este fin de semana
Refuerzan policía para tratar de impedir referendo catalán
'María' se acerca a las islas de Turcas y Caicos
Kim "será puesto a prueba como nunca antes": Trump
Irán presenta un nuevo misil en desafío a Estados Unidos
Corea del Norte podría considerar prueba de bomba de hidrógeno
'Voy a amansarlo con fuego', responde Kim Jong-un a Trump
EU reitera embargo petrolero a Venezuela
Trump amenaza a Corea del Norte con más sanciones
Puerto Rico con daños por 'María'; Dominica reporta 15 muertos
Miles de catalanes exigen la liberación de funcionarios presos
Corea del Norte compara amenazas de Trump con “ladridos de perro”
Papa Francisco promete medidas firmes contra sacerdotes pederatas
Sismo de magnitud 5.7 remece a Indonesia: USGS