Mundo

Acuerdo climático no resolvería cuestiones clave

El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, desafió a los diplomáticos a convenir un pacto dentro del plazo autoimpuesto para mañana. 
Agencias
10 diciembre 2015 0:24 Última actualización 10 diciembre 2015 5:0
John Kerry  dijo que “ nuestros hijos y nietos” pagarán si no hay acuerdo. (Reuters)

John Kerry dijo que “ nuestros hijos y nietos” pagarán si no hay acuerdo. (Reuters)

PARÍS.- El presidente de la cumbre del clima (COP-21), el ministro francés de Asuntos Exteriores, Laurent Fabius, presentó ayer al pleno un nuevo borrador para un acuerdo mundial, el cual deja sin resolver algunas cuestiones clave para controlar las emisiones de gases de efecto invernadero, apenas dos días antes de que concluyan las cruciales conversaciones en París.

El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, desafió a los diplomáticos a convenir un pacto dentro del plazo autoimpuesto para mañana, y prometió duplicar para 2020 los fondos estadounidenses para los países más afectados por el aumento del nivel del mar y de las manifestaciones climáticas extremas que los científicos atribuyen a emisiones generadas por los seres humanos.

“No nos equivoquemos, si la comunidad internacional no es capaz de unirse y sigue rechazando actuar ante estas amenazas, si continuamos permitiendo que las obstrucciones premeditadas hagan descarrilar la urgencia de este proceso, seremos responsables de un fracaso colectivo y moral de consecuencias históricas”, dijo Kerry.

LOS PENDIETES

El nuevo borrador difundido por la agencia climática de Naciones Unidas tiene 29 páginas en comparación con una versión de 43 hojas difundida el sábado. Hay unos 100 pasajes en los que se indica que aún permanecen decisiones pendientes, incluidas varias opciones dejadas entre paréntesis o espacios en blanco. Una de las principales cuestiones sigue siendo el dinero.

El borrador no responde a la pregunta de si los países en desarrollo más avanzados deberían unirse a las naciones ricas para ayudar a las más pobres y vulnerables al cambio climático.

Además no resuelve la cuestión del objetivo a largo plazo del acuerdo, ni si consiste en remover totalmente las emisiones de carbono de la economía o solamente reducirlas. Tampoco indica si los gobiernos se proponen limitar las temperaturas globales a 1.5 grados centígrados por encima de la era preindustrial o más cerca de los 2 grados.

Fabius reconoció que “se ha hecho algún progreso, pero todavía resta mucho por hacer”. “Debemos prepararnos para trabajar toda la noche ”, agregó.