Mundo

Acuerdo bancario entre Cuba y Estados Unidos

Desde los primeros pasos del deshielo entre Cuba y Estados Unidos ayer se confirmó el "primer acuerdo importante" entre ambas naciones que tiene que ver con el tema bancario. 
Vivian Núñez/ Corresponsal 
24 julio 2015 0:49 Última actualización 24 julio 2015 5:0
Pasajeros abordan un avión en La Habana rumbo a Miami. (Bloomberg)

Pasajeros abordan un avión en La Habana rumbo a Miami. (Bloomberg)

LA HABANA.- Cuba confirmó ayer la suscripción del “primer acuerdo importante” con un banco estadunidense desde que La Habana y Washington reanudaron sus relaciones diplomáticas el lunes.

Se trata de un convenio entre el Banco Internacional de Comercio de Cuba S.A. (BICSA) y el estadounidense Stonegate Bank de Florida, dijeron autoridades bancarias a Granma, portavoz del gobernante Partido Comunista.

El acuerdo, firmado el martes en La Habana, deberá entrar en vigor en las próximas semanas y se trata de un entendimiento de corresponsalías, que permitirá gestionar pagos y transacciones directamente entre las dos naciones a través de sus respectivas sucursales.

“La capacidad de mover dinero fácilmente entre los dos países permitirá aumentar el comercio y beneficiará a las empresas estadounidenses que desean hacer negocios en Cuba”, resaltó Dave Seleski, ejecutivo del Stonegate.

La institución regional cuenta con 21 sucursales en Florida y fue la que en mayo accedió a realizar las operaciones financieras de la entonces Sección de Intereses de Cuba en Washington, desde el lunes embajada.

El BICSA fue fundado en 1993 y se dedica sobre todo a la “banca de empresas en el sector de las finanzas en divisas”, según información oficial del gobierno de La Habana. Cuenta con más de 600 agencias corresponsales en el mundo.

Al informar sobre el acuerdo, el diario precisó que todavía existen restricciones para una operación plena y normal, a causa de la permanencia del bloqueo estadounidense. Sin embargo, este primer convenio ha sido posible gracias a las acciones ejecutivas realizadas en enero por el presidente Barack Obama, que flexibilizan algunos aspectos del embargo.

Al hablar el lunes en la reapertura de la embajada de Cuba en EU, el canciller Bruno Rodríguez dijo que si bien limitados, esos son pasos en la dirección correcta para normalizar las relaciones y llamó a Obama a emplear nuevamente sus facultades ejecutivas en ese sentido.

Medios en EU revelaron por su lado que la Casa Blanca prepara nuevas regulaciones vinculadas con Cuba, en áreas como los viajes y las transacciones financieras y bancarias.

Precisamente ayer el Comité de Asignaciones Presupuestarias del Senado, controlado por los republicanos, votó a favor de terminar con la prohibición a los estadounidenses de viajar a la isla. La votación del comité fue de 18 a favor y doce en contra; también se pronunció por bloquear la prohibición a bancos de EU para financiar las exportaciones agrícolas a la isla, antaño uno de los mercados más seguros del sector.