Mundo

Activistas de Hong Kong no son detenidos por la policía tras entregarse

La policía les dijo que no estaban acusados de nada, por lo que los profesores Benny Tai Yiu-ting y Chan Kin-man y el reverendo Chu Yiu-ming no fueron arrestados; su intención, explicaron, es transmitir el mensaje de que estaban listos para respetar el estado de derecho. 
AP
03 diciembre 2014 6:52 Última actualización 03 diciembre 2014 6:53
Hong Kong

Los 3 líderes del movimiento que ocupó calles en Hong Kong se entregaron a las autoridades, pero al no haber cargos en su contra los dejaron ir. (AP)

HONG KONG. Tres fundadores de una campaña de desobediencia civil que ayudó al inicio del movimiento de protesta en busca de una mayor democracia en Hong Kong fueron rechazados por la policía luego de intentar entregarse a las autoridades en un intento de poner fin a las cada vez más violentas manifestaciones callejeras.

Los profesores Benny Tai Yiu-ting y Chan Kin-man y el reverendo Chu Yiu-ming no han sido acusados pero las autoridades dicen que las protestas que han bloqueado las calles del corazón financiero de Asia durante más de dos meses son ilegales.

En un comunicado dijeron que su intención de rendirse buscaba transmitir el mensaje de que estaban listos para respetar el estado de derecho. "Entregarse no es un fracaso, es la denuncia silenciosa de un gobierno sin corazón", explicaron.

El intento de rendición seguramente tendrá poca repercusión sobre los estudiantes presentes en las protestas, que siguen ocupando dos zonas después de una violenta noche de enfrentamientos con la policía a principios de esta semana mientras intentaban rodear la sede del gobierno.

Los tres líderes del movimiento en favor de la democracia estuvieron acompañados por docenas de seguidores que también planean entregarse, además de una multitud de personas que se burlaba pidiendo que fuesen encarcelados.

Tai dijo que dieron a la policía sus datos y les dijeron que debían ser arrestados por participar en una reunión no autorizada. Pero la policía les respondió que eran libres de irse porque no estaban buscados por nada, dijo a periodistas al salir de comisaría.

El trío fundó Occupy Central con Amor y Paz, que tenía como objetivo bloquear calles del centro financiero para presionar por una mayor democracia en el enclave semiautónomo de China.

Pero su campaña fue superada por los manifestantes estudiantiles, que son mayoría de activistas e iniciaron su propia protesta ocupando las calles fuera del complejo gubernamental. En respuesta, los fundadores de Occupy Central desecharon su plan original y anunciaron que se unían a los estudiantes el 28 de septiembre.

Todas las notas MUNDO
Detenido en Estambul confiesa ser el autor de la ataque de Año Nuevo
Termina búsqueda del MH370 sin rastro del avión desaparecido
La UE convoca a la unidad contra Donald Trump
"Peor que Obama no será": Maduro sobre Donald Trump
Donald Trump y Martin Luther King hablan de votos
Hombre que atacó club nocturno en Estambul es capturado
Fiscalía surcoreana pide arresto del heredero de Samsung
FBI detiene en California a la esposa del atacante de Orlando
Nombran a embajador mexicano representante de la ONU en El Salvador
Obama advierte a Trump que no derrumbe el acuerdo nuclear con Irán
Ataques suicidas contra universidad de Nigeria dejan cuatro muertos
Trump espera pronta aprobación de dinero para el muro fronterizo
Europa es dueña de su propio destino: Merkel
Rusia pide paciencia y aguardar la toma de posesión de Trump
Accidente aéreo en Kirguistán deja al menos 37 muertos
Maduro renueva control económico en plena crisis
Estas son algunas guías sobre la política exterior de Trump
Piden no tomar medidas unilaterales para resolver conflicto palestino-israelí
Reportan al menos 26 muertos tras motín en cárcel de Brasil
Equipo de Trump considera mudar sala de prensa de la Casa Blanca
El Salvador vive un día sin asesinatos después de dos años
Irán no renegociará acuerdo nuclear
Esto es lo que Theresa May dirá en su discurso sobre el Brexit
Director de la CIA hace una ‘advertencia’ a Trump
Brexit, la amenaza para bancos con sede en Londres