Mundo

Actividad limitada del ejército ruso en frontera con Ucrania: OTAN

La OTAN dijo que ha visto una actividad limitada de tropas rusas cerca de la frontera con Ucrania que podría sugerir que están preparándose para retirarse; el secretario general del organismo señaló que espera que “sea el principio de una retirada completa y genuina”.
Reuters
22 mayo 2014 8:7 Última actualización 22 mayo 2014 8:8
Fuerzas ucranianas

La OTAN espera que el movimiento desplegado por el ejército ruso sea el inicio de la retirada de sus tropas en la frontera con Ucrania. (Archivo/Reuters)

BRUSELAS. La OTAN ha visto una actividad limitada de tropas rusas cerca de la frontera con Ucrania que podría sugerir que algunos efectivos rusos están preparándose para retirarse, dijo el secretario general de la alianza, Anders Fogh Rasmussen.

Es la primera vez durante la crisis de Ucrania en que la OTAN ha dado algún crédito a las afirmaciones rusas de que está retirando tropas de cerca de la frontera de Ucrania, donde la alianza dijo que había reunido una fuerza de alrededor de 40 mil soldados.

"Ayer tarde, hemos visto actividad limitada de tropas rusas en las inmediaciones de la frontera con Ucrania que podría sugerir que algunas de esas fuerzas se están preparando para retirarse", dijo Rasmussen a periodistas durante una visita a Montenegro.

"Es demasiado pronto para decir lo que significa esto, pero espero que sea el principio de una retirada completa y genuina", agregó.

Sin embargo, en este momento muchas de las fuerzas rusas "previamente desplegadas" seguían cerca de la frontera ucraniana y el Ejército continuaba realizando ejercicios en la misma zona, sostuvo.

"Si vemos cualquier retirada significativa, integral y verificable, sería el primero en aplaudirla. Este sería un primer paso desde Rusia en la dirección correcta de cumplir sus compromisos internacionales, especialmente mientras Ucrania se está preparando para celebrar unas importantes elecciones presidenciales el domingo", dijo Rasmussen.

Rusia dijo este miércoles que las tropas desplegadas para ejercicios cerca de la frontera ucraniana habían desmantelado equipos y se estaban trasladando hacia estaciones ferroviarias y aeropuertos para volver a sus bases permanentes.

Estados Unidos y la OTAN dijeron entonces que no vieron signos claros de una retirada.

La OTAN también disputó comunicaciones previas de Moscú de que estaba retirando sus tropas de la frontera de Ucrania.