Mundo

Aclaran que Peña Nieto no canceló viaje a Canadá

El mandatario mexicano no tiene ninguna visita a Canadá contemplada en su agenda de este año, por lo que no se ha cancelado ninguna gira a ese país, como señaló el sábado el columnista Jeffrey Simpson en el diario The Globe and Mail.
Roxana González
23 marzo 2014 22:47 Última actualización 24 marzo 2014 5:0
Etiquetas
Enrique Peña Nieto y Stephen Harper

Enrique Peña Nieto y Stephen Harper, al reunirse este año. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO. Fuentes diplomáticas y gubernamentales dijeron a El Financiero que el presidente Enrique Peña Nieto no tiene ninguna visita a Canadá contemplada en su agenda de este año, por lo que no se ha cancelado ninguna gira a ese país, como señaló el sábado el columnista Jeffrey Simpson en el diario The Globe and Mail.

Indicaron que la visita era sólo una posibilidad que Peña Nieto trató con el primer ministro Stephen Harper, durante la gira oficial que realizó aquí en febrero para participar en la Cumbre de Líderes de América del Norte, por lo que ni siquiera se había acordado una fecha tentativa para que se llevara a cabo. “Se trata de una interpretación del diario, porque ni siquiera existía una fecha para que el presidente visitara Canadá. Ambos gobiernos mantienen los contactos y los trabajos para encontrar una solución al problema de las visas”, expresaron las fuentes.

De acuerdo con Simpson, Peña Nieto planeaba volar en junio a Ottawa e intervenir en la Feria Global del Petróleo en Calgary, donde expondría detalles de la reforma energética, pero decidió cancelarlo, debido a la molestia del gobierno mexicano porque su contraparte federal canadiense sigue exigiendo visas a los ciudadanos mexicanos.

Peña Nieto, expuso, se reunió con Harper el mes pasado esperando alguna flexibilidad en un tema que “ha molestado a muchos líderes políticos, empresariales y periodísticos mexicanos”, pero no logró que cediera.

Incluso, aseveró, “el líder mexicano organizó un elegante almuerzo de Estado para Harper, en el que la orquesta interpretó algunas de sus canciones favoritas de los Beatles y canciones canadienses. Se dio al primer ministro una guitarra autografiada por el músico mexicano estadounidense Carlos Santana y regalos para los hijos de Harper”.

México aceptó además las garantías canadienses sobre regulaciones sanitarias inadecuadas en Canadá, pues Ottawa temía que se difundieran las inspecciones mexicanas de mataderos en su territorio y la limitación de las exportaciones de carne canadiense, lo que habría alarmado a otros países importadores.