Mundo

Acelerador de partículas de CERN vuelve a la acción, luego de dos años

Con el mantenimiento y las mejoras realizadas, los científicos de la Organización Europea para la Investigación Nuclear tienen la esperanza de ver todo tipo de hechos nuevos de la Física, incluso un primer vistazo a la materia oscura.
AP
05 abril 2015 15:45 Última actualización 05 abril 2015 16:9
Acelerador de partículas de CERN

Acelerador de partículas de CERN. (AP/Archivo)

BERLÍN.- El acelerador de partículas más grande del mundo volvió a entrar en acción el domingo, luego de dos años de mantenimiento y mejoras, para dar inicio a una nueva misión que los científicos esperan les permitirá vislumbrar el universo oscuro invisible.

Científicos en la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN, por sus siglas en francés) lanzaron dos haces de partículas a través del túnel de 27 kilómetros (16,8 millas) del Gran Colisionador de Hadrones, por debajo de la frontera entre Suiza y Francia, cerca de Ginebra.

"¡La activación ha concluido!", dijo la CERN en su página de internet.


El acelerador fue fundamental para el descubrimiento del Bosón de Higgs, una partícula subatómica sobre cuya existencia había varias teorías desde hace tiempo, pero que fue confirmada en 2013.

Los científicos prometen casi el doble de energía y choques de partículas mucho más violentos en esta ocasión. Esperan que los choques más violentos del rayo, que podría ser lanzado a inicios de junio, permitan observar el universo oscuro nunca antes visto.

Tienen la esperanza de ver todo tipo de hechos nuevos de la Física, incluso un primer vistazo a la materia oscura, durante la segunda marcha de tres años del colisionador.

La CERN dijo que el proceso de reinicio transcurrió sin problemas y que fue más rápido de lo esperado. Aun así, pasará tiempo todavía antes de que el acelerador trabaje a toda velocidad y que empiecen los choques de partículas.

"Nos llevará entre seis semanas a dos meses establecer las primeras colisiones estables para los experimentos, porque tenemos que poner en servicio todos los instrumentos, todos los sistemas, uno a uno", dijo Joerg Wenninger, coordinador de operaciones del acelerador.

La materia oscura —y su prima, la energía oscura— constituyen la mayor parte del universo, pero los científicos no han podido verlas. Los investigadores las buscan en choques de alta energía, en experimentos especiales a bordo de la estación espacial internacional y en una mina subterránea profunda.

La CERN invirtió unos 150 millones de dólares en mejoras, abrió la enorme máquina cada 20 metros para verificar el estado de los imanes y las conexiones.