Mundo

Abaten a presuntos militantes del EI en Turquía previo a cumbre del G20

En el marco de la cumbre del G20, militares turcos abatieron a presuntos integrantes del grupo Estado Islámico cerca de un puesto fronterizo en la ciudad de Oguziel.
AP
14 noviembre 2015 12:42 Última actualización 14 noviembre 2015 12:42
Rehenes japoneses secuestrados por el Estado Islámico.

Rehenes japoneses secuestrados por el Estado Islámico. (Reuters)

Soldados turcos mataron el sábado a cuatro presuntos extremistas del Estado Islámico y las autoridades detuvieron a 11 manifestantes un día antes de que los líderes del G-20 se reúnan en una cumbre ensombrecida por la masacre en París.

La agencia de noticias Anadolu reportó que dos vehículos que al parecer transportaban milicianos se acercaron a un vehículo militar blindado ignorando las advertencias para detenerse y abrieron fuego contra los soldados. Los militares respondieron matando a cuatro militantes dentro de uno de los coches, mientras que el segundo automóvil escapó, según Anadolu.

El incidente ocurrió cerca de un puesto fronterizo militar cercano a la ciudad de Oguzeli, en la provincia de Gaziantep, a unos 700 kilómetros (más de 400 millas) al este de la localidad costera mediterránea donde el presidente estadounidense Barack Obama y otros líderes de las 20 principales economías del mundo se reunirán el domingo y lunes. Algunos jefes de Estado comenzaron a llegar el sábado.

Además, la policía arrestó a cuatro manifestantes afuera de una terminal de vuelos nacionales en el aeropuerto de Antalya, cerca de la sede de la conferencia, dijo Anadolu. "Estados Unidos, asesino, vete de Oriente Medio", decían pancartas que portaban los manifestantes, según la agencia de noticias privada Dogan.

Otros siete manifestantes fueron detenidos en Estambul después de protestar afuera de los consulados alemanes y británicos.

Se esperaba que la guerra en Siria —vecina de Turquía— y el extremismo islámico fueran sombra de la agenda del G-20, pero ganaron mayor urgencia tras los ataques terroristas en París. El grupo Estado Islámico se atribuyó la responsabilidad de los ataques más mortíferos en Francia desde la Segunda Guerra Mundial.