11 preguntas clave en la saga Trump-Rusia
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

11 preguntas clave en la saga Trump-Rusia

COMPARTIR

···
Mundo

11 preguntas clave en la saga Trump-Rusia

Las intrigas sobre los vínculos de Trump con Rusia se remontan a tiempos de la precampaña y aún no se resuelven todas las dudas, pero en el camino han quedado personas vinculadas con las intrigas del posible espionaje electoral ruso.

Bloomberg
05/03/2017

Las preguntas sobre el papel de Rusia en las elecciones presidenciales estadounidenses de 2016, y sobre posibles contactos con el equipo de campaña de Donald Trump, han estado rondando durante casi un año.

Éstas han ayudado a deshacer las relaciones entre Trump y las agencias de seguridad estadounidenses que ahora lidera, y entre Trump y los medios de comunicación.

La historia de Trump y Rusia contribuyó al despido del primer director de la campaña de Trump, a la renuncia del responsable del Comité Nacional Demócrata y al despido del asesor de seguridad nacional de Trump después haber estado solo 24 días en el cargo.

Ahora es el puesto del fiscal general, Jeff Sessions, el que peligra. Con múltiples investigaciones en curso, la historia de Rusia amenazará a Trump, y a la política de Estados Unidos, hasta bien avanzado su primer año como presidente.


1. ¿Cuáles son las conclusiones de las agencias de inteligencia de Estados Unidos?

Que el presidente ruso, Vladimir Putin, ordenó personalmente una campaña para influir en las elecciones estadounidenses "para socavar la fe pública en el proceso democrático de Estados Unidos, denigrar a la secretaria Clinton y perjudicar su elegibilidad y posible presidencia". Además, durante el proceso, Putin y su gobierno "desarrollaron una clara preferencia" por Trump.

Estas conclusiones de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), del FBI y de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) se hicieron públicas en un informe desclasificado que fue publicado el 6 de enero por la administración saliente de Barack Obama. (Sobre la "clara preferencia" de Putin hacia Trump, la CIA y el FBI tienen "una gran confianza en esta conclusión", mientras que la NSA "tiene una confianza moderada").


2. ¿Qué es lo que no se sabe todavía?

La mayor y más amplia pregunta es si Trump o su equipo hicieron algo para solicitar, dar la bienvenida o participar en la campaña de Rusia para dañar a Clinton (otra aparte de la invitación de Trump a que Rusia cortara la cuenta de correo electrónico de Clinton).

Los registros telefónicos y las llamadas interceptadas por la NSA indican que los asistentes de Trump y sus colaboradores tuvieron contacto con altos funcionarios de inteligencia rusos durante la campaña, aunque no hay evidencias de complicidad, informó el New York Times citando a funcionarios anónimos. (El portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, dijo que el subdirector del FBI le dijo a Reince Priebus, el jefe de gabinete del presidente, "que el reporte en el New York Times provenía de B.S.")

También se sabe que el FBI entrevistó a Michael Flynn, consejero de seguridad nacional, sobre una llamada telefónica que sostuvo en diciembre con Sergey Kislyak, embajador de Rusia en Estados Unidos, el mismo día en que Obama impuso sanciones a Rusia.


3. ¿Quién está investigando?

El FBI y las agencias de inteligencia estadounidenses están buscando contactos que los asistentes y colaboradores de Trump podrían haber tenido con Rusia durante y después de la campaña.

Las investigaciones incluyen a Flynn, a Paul Manafort, el primer director de campaña de Trump, al consultor de energía, Carter Page, y al republicano Roger Stone. (Los cuatro hombres han negado cualquier contacto inadecuado con funcionarios rusos.) Manafort dimitió en agosto mientras se investigaban su anterior labor de asesoramiento para el expresidente pro-ruso de Ucrania.

Se dice que el FBI está llevando a cabo una investigación independiente de ciberseguridad sobre los hackers.

Han habido peticiones a Sessions para nombrar un fiscal especial que supervise el caso, y eso fue incluso antes de las revelaciones de que Sessions también tuvo reuniones con Kislyak en 2016.

En el Congreso de Estados Unidos, el Comité de Inteligencia del Senado es el más rápido y más bipartidista y está elaborando un plan de investigación conjunto que incluye poderes para realizar citaciones.

Sin embargo, algunos demócratas, y al menos un republicano, han solicitado una comisión independiente. Spicer, portavoz de la Casa Blanca, dijo que no hay "nada más que investigar".


4. ¿Qué hizo Sessions?

Fue senador de Estados Unidos y activo partidario de Trump durante la campaña electoral de 2016, y Trump lo eligió para servir como fiscal general.

Durante su audiencia de confirmación en el Senado el 10 de enero, se le preguntó a Sessions qué haría si supiera que cualquier persona vinculada a la campaña de Trump tuvo contacto con el gobierno ruso durante el transcurso de esta.

Como parte de su respuesta, dijo (bajo juramento) que había sido llamado como "suplente en un momento o dos de esa campaña, y yo no he tenido comunicaciones con los rusos". Ahora se ha dado a conocer que Sessions se reunió con Kislyak dos veces, en julio y septiembre. Sessions dice que su historia es consistente porque esas reuniones eran parte de su trabajo como miembro del Comité de Servicios Armados del Senado.


5. ¿Qué dice Trump?

Durante la campaña, rechazó las informaciones de que Rusia había participado en las elecciones, especulando que los demócratas podrían haber sido hackeados fácilmente por "alguien sentado en su cama que pesa 400 libras".

Priebus, su jefe de gabinete, dijo el 8 de enero que Trump había aceptado las conclusiones de las agencias de inteligencia de Estados Unidos y "no niega que entidades en Rusia estaban detrás" de la campaña de hacking.

Sobre la participación rusa dijo que eran "falsas noticias publicadas por los medios de comunicación", una "artimaña" y una "estafa" que los reporteros "están construyendo para que no se hable del tema real, que es una filtración ilegal". También dijo "nadie” de mi campaña “que yo sepa” tiene contactos con Rusia.


6. ¿Eso incluye a Flynn?

Aunque Flynn fue un subordinado y consejero de la campaña de Trump, las comunicaciones conocidas entre él y el embajador ruso –mensajes de texto y una llamada telefónica– tuvieron lugar cuando Trump ya era presidente electo.

Si lo que hicieron fue saludarse en las fiestas y planificar que sus jefes hablaran en el futuro (como la Casa Blanca afirmó inicialmente), esta rama de la historia de Rusia podría haberse olvidado rápidamente.

Pero ahora está claro que los dos hombres discutieron las sanciones impuestas por Obama el 29 de diciembre para castigar a Rusia por interferir en las elecciones, una charla que tal vez podría haber socavado la decisión de Obama al sugerir que Trump podría revertir las sanciones. "Fue básicamente, ’mira, sé que esto pasó, lo revisaremos todo’”, dijo Flynn al Daily Caller. “Nunca dije nada como ’revisaremos las sanciones ’, o algo similar".


7. ¿Por qué dimitió Flynn?

Según la Casa Blanca, fue despedido porque no comunico a otras personas de la administración que el tema de las sanciones había surgido en la llamada telefónica. (Flynn dice que no lo mencionó porque no recordaba esa parte de la conversación).

Basándose en las afirmaciones de Flynn, el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, dijo en una aparición el 15 de enero en "Face the Nation" de la cadena CBS, que Flynn y Kislyak "no hablaron de nada que tenga que ver con la decisión de Estados Unidos de expulsar a los diplomáticos rusos o imponer medidas contra Rusia.

Pence quedó en ridículo.


8. ¿Cómo empezó todo esto?

En abril de 2016, los líderes del Partido Demócrata llamaron a una compañía experta en ciberseguridad para examinar el software sospechoso en sus computadoras. La firma dijo que encontró huellas digitales de hackers vinculados al gobierno ruso.

En junio, el Comité Nacional Demócrata hizo pública la historia y la sospecha de la participación de Rusia, justo después de que Hillary Clinton ganó la nominación del partido para la carrera presidencial, y justo después de que el editor de WikiLeaks, Julian Assange, dijo que su grupo haría "próximas filtraciones relacionadas con Hillary Clinton".


9. ¿Qué filtraciones eran esas?

El 22 de julio, cuando los demócratas comenzaron a reunirse en Filadelfia para su convención de nominación, WikiLeaks liberó casi 20 mil correos electrónicos del Comité Nacional Demócrata (DNC por sus siglas en inglés).

Mostraban, entre otras cosas, cómo los empleados de DNC habían favorecido a Clinton durante las primarias por encima del otro candidato, Bernie Sanders, una cuestión que llevó a Debbie Wasserman Schultz a dimitir como líder del DNC.

Más adelante, durante la campaña, WikiLeaks publicó decenas de miles de correos electrónicos de la cuenta de gmail de John Podesta, director de campaña de Clinton.


10. ¿Y WikiLeaks recibió esos correos electrónicos de Rusia?

Esa es la acusación. El informe de la CIA, el FBI y la NSA dice que la dirección general de inteligencia del Estado Mayor de Rusia, o GRU, entregó el material a WikiLeaks a través de un supuesto hacker rumano, Guccifer 2.0, y un sitio web DCLeaks.com, los cuales también filtraron la información hackeada a ciertos periodistas.

Assange ha dicho que la fuente de los correos electrónicos hackeados "no es el gobierno ruso y no es un partido estatal", aunque eso no significa que podría haberlo hecho un intermediario.


11. ¿Fue esta la primera vez?

El elemento cibernético podría ser un nuevo giro en una vieja historia.

El informe de inteligencia estadounidense dice que Rusia, y la Unión Soviética anteriormente, "tiene historial de intentos de influenciar de forma encubierta las campañas de elecciones presidenciales de Estados Unidos" con el objetivo de "desacreditar a los candidatos percibidos como hostiles al Kremlin".

Y no es solo los Estados Unidos: La Rusia de Putin ya ha sido acusada de intromisión en las elecciones europeas que tienen lugar este año.

,,