Monterrey

Monterrey y Guadalupe tienen más del 50% de la deuda de Simeprode

Más de 200 millones de pesos le deben los ayuntamientos de Monterrey y de Guadalupe al Sistema Integral para el Manejo Ecológico y Procesamiento de Desechos.
Daniel Anguiano
24 noviembre 2015 22:19 Última actualización 25 noviembre 2015 5:0
Basura NL. (Cortesía)

Entre estos dos municipios adeudan más de 200 mdp al organismo, de un total de 350 millones. (Cortesía)

MONTERREY.- De la deuda que los municipios del área metropolitana sostienen con el Sistema Integral para el Manejo Ecológico y Procesamiento de Desechos (Simeprode), que asciende a 350 millones de pesos, los ayuntamientos de Monterrey y de Guadalupe son los que más deben a este organismo.

Entre ambos municipios el adeudo supera el 50 por ciento del total, pues su deuda conjunta supera los 200 millones de pesos, explicó Hiram Menchaca Villarreal, director del organismo.

“El adeudo viene del confinamiento, los municipios le pagan a un tercero para que recoja los desechos y van y los confinan y nosotros nos encargamos de clasificarla y otra parte lo disponemos directamente para hacer su confinamiento”, dijo.

Comentó que el riesgo del impago es la quiebra de la dependencia, sin embargo, señaló que el objetivo es que eso no suceda.

“El riesgo es muy alto, como lo mencionó en su momento el Gobernador (Jaime Rodríguez Calderón), pues pueden llevarnos a la quiebra”, dijo.

Menchaca Villarreal explicó que ya se han entablado diálogos con los alcaldes actuales, incluso con los anteriores, para cubrir los montos que cada ayuntamiento tiene pendiente con el Simeprode.

“Se trató de llegar a un plan de pago y que de alguna manera nos estén pagando su operación actual, por lo menos. Además, algunos municipios con muy buena voluntad están accediendo y otros, por la situación en la que se encuentran, pues no pueden liquidar sus adeudos”, dijo.

Comentó que las cuotas que Simeprode cobra a los municipios por el confinamiento de los desechos es la más baja del país, pues el costo es de 70 pesos por tonelada confinada, mientras que en otros estados es de 150 pesos.

El año pasadlo Simeprode tuvo ingresos superiores a los 139 millones de pesos; mientras que para este año, comentó el funcionario, se espera que superen los 200 millones de pesos.

Menchaca Villarreal agregó que el organismo presenta “altas deficiencias”, principalmente en lo que corresponde a maquinaria y equipo; lo cual, al no contar con ellos, generan riesgos en el manejo de los desechos.

Explicó que al día se recopilan entre 5 mil 500 y 6 mil toneladas de basura, mismas que se distribuyen en los 13 rellenos regionales.

En su momento, el anterior dirigente del organismo, Ricardo Javier Páez González, comentó que los retos era el hecho de que el confinamiento de desechos estaba superando las expectativas, pues se había contemplado durante 2014 una recolección de 158 mil toneladas de basura, sin embargo, al cierre del año se superaron las 190 mil toneladas.

Esto, explicó Menchaca Villarreal, supone nuevos retos para Simeprode, por lo cual se buscan alternativas pero no sólo en el confinamiento de la basura, sino también mediante la innovación en el uso que se le da a ésta.

“La vida útil del relleno sanitario en algún momento se va a agotar, es un terreno con ciertas limitaciones, y ya estamos en la búsqueda de nuevas soluciones, así como de nuevas tecnologías que permitan incrementar la vida útil de los espacios que tenemos ahora, y las nuevas formas de aprovechar los desechos.

“Tenemos que pensar en un plan integral para los próximos 20 años, ya estamos en esto, hay inversionistas dispuestos a participar”, agregó.