Monterrey

Verdades a medias son mentiras completas

OPINIÓN. Por un lado, Kellyanne Conway nos abrió los ojos a una “realidad alterna”. No importa lo que pase, ni si hay o no testigos, grabaciones, placas fotográficas, videos, etc. siempre cabe hacer otra interpretación de la realidad.
WIKI-LÍTICO
Miguel Moreno Tripp
morenotrip@ gmail.com.mx
10 abril 2017 9:35 Última actualización 10 abril 2017 9:35
Miguel Moreno Tripp

Miguel Moreno Tripp

En días pasados Facebook, The Craig Newmark Philanthropic Fund, The Ford Foundation, The Democracy Fund,The John S. and James L. Knight Foundation, The Tow Foundation, AppNexus, Mozilla and Betaworks, asÍ como la City University of New York, lanzaron una iniciativa denominada “The News Integrity Initiative to Increase Trust in Journalism” o traducido libremente, la iniciativa de integridad en noticias para incrementar la confianza en el periodismo.

Dos reflexiones están en orden. Por un lado, Kellyanne Conway nos abrió los ojos a una “realidad alterna”. No importa lo que pase, ni si hay o no testigos, grabaciones, placas fotográficas, videos, etc. siempre cabe hacer otra interpretación de la realidad. Peligroso asunto tanto para los demás que se la creen, como para la salud mental de la persona que “interpreta” que existe esa realidad alterna. No importa, al final la realidad se impone.

No es nuevo. Bien podría ser que desde tiempos de Maquiavelo, El Príncipe podría haber hecho uso de ese recurso, con tal de mantener el poder. Todo se vale en esos lares.

Por otra parte y sin llegar a tal sofisticación mental, por acá nos recetan cambios a lo que está grabado. No dije lo que dije. Solo saludé al padre de familia de Ayotzinapa (de pasada, ¿otra vez por New York? ¿Quién compró?). Además, el Ejército es el responsable que mata a pobres muchachos indefensos (con armamento militar, pero eso es lo de menos).
Que peligro, de nuevo, dejar en manos de gente que lo mismo dice una cosa que otra. Imagínese como gobernarían: todas las desgracias son de fuera, no gracias a la ineptitud y ambición desmedida.

Sin embargo es efectivo. Si sale en el Face, ha de ser verdad y si se presenta evidencia, se le cuestiona. (No, a lo mejor no).

Pero ¿qué origina que la gente llegue a creer lo inverosímil si se vuelve trending topic por más absurdo que sea?

Eso es precisamente lo que busca lograr entender esa iniciativa. Ya que se enfoca “en ayudar a la gente a tener juicios informados acerca de las noticias que lee y comparte en línea.” No hay que perder de vista esa iniciativa.

Los prejuicios se extendieron (o desenterraron) en las recientes elecciones. Y ya ve como les va a los paisanos. Gracias a un eficiente uso de las redes.

Sin embargo, contrasta con los memes. Y digo contrasta porque hay unos muy ingeniosos por lo que es evidente que están hechos por personas que desde luego piensan y piensan muy bien. ¿Cómo explicar ese fenómeno? No lo sé.

Lo que sí sé, es que si realmente se analizara lo que dicen los candidatos no habría ciudadanos que votaran por él o ella con los peligrosos resultados que pudiera haber.

El autor es Doctor en Finanzas por la Universidad de Tulane; cuenta con la Maestría en Alta Dirección de Empresas, en el IPADE. Se desempeñó como Director General de entidades del área Internacional en Santander Serfin. Es Director del programa OneMBA y tiene su Despacho asociado con Crowe Horwath para proporcionar asesoría en temas de Finanzas Corporativas.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.