Monterrey

“Vamos vs la corrupción y el lavado de dinero”

PREGUNTA Y RESPUESTA. Alfredo Esquivel Boeta, Presidente del Instituto de Contadores Públicos de Nuevo León.
Juan Antonio Lara
jlara@elfinanciero.com.mx
13 octubre 2017 12:58 Última actualización 13 octubre 2017 12:58
.“Como contadores nos debemos conducir con la ética, la responsabilidad y el trato profesional que se requiere, tanto para la membresía como con los empleados ”

.“Como contadores nos debemos conducir con la ética, la responsabilidad y el trato profesional que se requiere, tanto para la membresía como con los empleados ”

Impulsar el desarrollo continuo de los contadores públicos para que se conviertan en aliados estratégicos de las empresas, apoyar las acciones contra la corrupción y trabajar con las autoridades para detectar y combatir el lavado de dinero, son algunas de las líneas de trabajo de Alfredo Esquivel Boeta, presidente del Instituto de Contadores Públicos de Nuevo León (ICPNL).

En entrevista con EL FINANCIERO, Esquivel dijo que los contadores se rigen por un código de ética profesional, emitido por el Instituto Mexicano de Contadores Públicos, que es más estricto que el propio código de la Federación Internacional de Contadores (IFAC, por sus siglas en inglés).

“Nosotros como contadores nos debemos conducir con la ética, la responsabilidad y trato profesional que se requiere, tanto para la membresía como con sus empleados y con la comunidad”, indicó el presidente del ICPNL y líder de 1,500 profesionistas, para el período 2017-2018.

_¿Cuáles serán sus objetivos de trabajo para el período que le toca dirigir al Instituto?
_Mi plan de trabajo va encauzado a incrementar la membresía, para lo cual queremos organizar tres eventos magnos con capitanes de empresas y directores, encaminado a mejorar nuestras relaciones con empresarios e invitar a los contadores de estas empresas a afiliarse con nosotros.
Trabajaremos con grupos universitarios, ya que son el semillero importante para que el Instituto sea una entidad sustentable, porque si no hay contadores, no hay Instituto.
También promoveremos una norma de desarrollo profesional continuo.

_Como organismo colegiado, ¿cuál es la importancia del Instituto para la sociedad?
_Debemos de realizar una labor de posicionamiento sobre la imagen de la contaduría pública en general, y por ende, del Instituto.
La parte de la estrategia del posicionamiento es precisamente acercarnos a los sectores donde estamos débiles en cuanto a membresía, uno de los cuales es el de las empresas.
El empresario debe tener a un lado un profesional capacitado, que esté actualizado en los aspectos financieros, contables, fiscales y toda la parte donde interviene la contaduría pública.
También queremos afiliar a maestros, que les ayudaría para que el nivel académico de las Universidades donde se imparten las cátedras de contaduría pública se eleve.
Y otra parte importante es el sector del Gobierno.

_¿Cómo contrarrestar la corrupción que hay en México, donde se afirma que representa el 10 por ciento del PIB?
_Nosotros nos regimos en un código de ética profesional que lo emite el Instituto, y te puedo decir que es más estricto que el propio código que tiene la Federación Internacional de Contadores.
Nosotros como contadores nos debemos conducir con la ética, la responsabilidad y el trato profesional que se requiere, tanto para la membresía como con los empleados y la comunidad.
Un contador primero tiene que analizar a qué cliente le va a prestar el trabajo y si ese cliente no reúne las condiciones éticas que su trabajo amerita, simple y sencillamente lo que tiene que hacer el contador es darle las gracias por la invitación y no participar.

_ ¿Cómo ven la renegociación del TLCAN?
_Es difícil poder decir qué va a pasar con esta renegociación, pero hay que ver lo que sucedió con la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea, que no le ha ido bien.
En Estados Unidos tienen un presidente mediático que maneja más la parte de los medios que la política financiera y económica de su país.
Yo creo que esta renegociación, lejos de perjudicar a México, podría traer un crecimiento, viendo otros mercados y especialmente el mercado interno.
Es momento de empezar a redireccionar el esquema para poder decir: lo que estoy importando, lo puedo fabricar en México. Claro que hay factores muy sensibles, como la industria automotriz, que puede ser una de las perjudicadas por las exportaciones de automóviles y partes automotrices a los Estados Unidos, pero no creo que la industria de Estados Unidos se vaya a quedar cruzada de brazos.

_¿Qué proyectos tienen en materia de capacitación para los asociados?
_Traemos muchos programas en esta materia. Queremos ver al contador público que trabaja en las empresas como un aliado estratégico del negocio.
Queremos cambiar esa visión del contador que sólo arrastra el lápiz y está llevando los números. Queremos que el contador apoye al negocio en la toma de decisiones.
Si nosotros le podemos decir al empresario que capacite al contador para que pueda opinar sobre alguna acción o alguna actividad que quiera desarrollar, simple y sencillamente el contador se está convirtiendo en un aliado estratégico de los negocios.
El Instituto ha sido punta de lanza en varios programas. Lanzamos desde hace 10 años una escuela de especialidades para contadores, en donde se imparten materias de posgrado a nivel de maestría y especialidad.