Monterrey

Una regia que ayuda a que KIA sea mexicana

Sonia Aymá Garza se desempeña como Subgerente de Relaciones Públicas.
EDGAR RIVERA
erivera@elfinanciero.com.mx
12 mayo 2016 16:59 Última actualización 16 mayo 2016 13:46
Kia

Kia

Su nombre es Sonia Aymá Garza, Subgerente de Relaciones Públicas de KIA Motors. Estudió la carrera de mercadotecnia en el Tecnológico de Monterrey y antes de llegar a KIA trabajaba en Johnson Controls, en el área de comunicación interna. Tiene 36 años, es originaria de Monterrey, es hija única y vive con sus padres en una tradicional colonia del centro de la ciudad.

“Fui contratada por KIA el 26 de diciembre de 2014, y empecé a trabajar con la empresa un mes después, en enero de 2015, en ese entonces prácticamente sólo habíamos cinco mexicanos en la empresa”, señala Aymá Garza.

Detalla que “a mí me contrataron Mister Kim, el director de Comunicación y Relaciones Públicas; junto con Mister Park, el director de Reclutamiento, después la plantilla de colaboradores mexicanos se amplió, aunque cuando mucho se llegó a 30. Aún teníamos las oficinas en Las Torres Moradas, sobre Constitución”.

Aymá Garza dice que para ella fue aspiracional el querer trabajar para KIA porque era un proyecto que no existía, que arrancó de un nivel menor a cero y porque jamás en su experiencia le había tocado arrancar una planta.

“Nos mudamos para Pesquería en noviembre de 2015, y de llegar a la oficina en sólo 10 minutos, ahora me toma 45 minutos, desde donde vivo, en realidad la planta si está lejos en relación al centro de Monterrey, más todo es relativo. Mi entrada es a la 7 de la mañana y la salida es a las 5 de la tarde”, relata.

Destaca que para comunicarse en la planta no es necesario saber coreano, sino más bien inglés, el idioma universal.

“Nos comunicamos en inglés, tenemos un compañera coreana. En un principio era complicado, ya que yo venía de una empresa estadounidense en donde el inglés es diferente, pero el inglés de un coreano y el de una mexicana es diferente”, explica.

Señala que “en la comunicación hay que entender y hacer claro el pedido ya sea oralmente o por escrito y así no hay falla”.

Sostiene que existe una imagen o mito en el sentido de que los coreanos son malos, que golpean a la gente, y que consumen perros y ratas, aunque ella asegura que eso no es cierto.

“En realidad su cultura es sumamente amigable, y sobresale mucho el que cumplen al cien por ciento sus compromisos. Ellos no son como muchos mexicanos que decimos: en un momento o “ahorita”, ellos si te dicen ya, es ya, y lo cumplen en base a una fecha límite”, explica.

Dice que los colaboradores de KIA en su comedor diariamente tienen la opción de consumir un platillo coreano y uno mexicano.

“A mí me gusta mucho la comida coreana, es saludable, y muy picante, con caldos sumamente calientes, y eso forma parte de su estilo de vida, los coreanos comen muy rápido, no hacen sobre-mesa, aunque ya se adaptan a hacerlo aquí”, detalla Aymá Garza.

Indica que es sumamente feliz por ser parte de KIA y ver el crecimiento de la empresa.

“Es para mí un orgullo, y me da tristeza ver lo que se maneja en las redes sociales, o la xenofobia que se hace contra los coreanos. Ellos tienen familias e intereses al igual que cualquier mexicano, su llegada es muy buena para Nuevo León, y no se vale que quieran boicotearla”, concluyó.