Monterrey

Un mayor uso de las llamadas energías limpias

OPINIÓN.  De acuerdo  la Sener México alcanzó una capacidad instalada de generación limpia de 20 mil 160 MW, representa con ello el 28.39 por ciento de la capacidad total nacional.
ECOLOGÍA SOCIAL
Antonio Tamayo Neyra
anttamayon@gmail.com
31 marzo 2017 8:19 Última actualización 31 marzo 2017 9:0
Antonio Tamayo Neyra, periodista de investigación en Responsabilidad Social.

Antonio Tamayo Neyra, periodista de investigación en Responsabilidad Social.

De forma paulatina y un tanto cuanto silenciosa, sigue el aumento en la capacidad de generación y uso de las llamadas energías limpias en México.

De acuerdo a la información más reciente de la Secretaría de Energía, señala que al 30 de junio de 2016, México alcanzó una capacidad instalada de generación limpia de 20 mil 160 MW, representa con ello el 28.39 por ciento de la capacidad total nacional, lo que significa un crecimiento del 6.29 por ciento en relación a la misma fecha de 2015.

A mayor detalle, el país cuenta con fuentes de energía limpia para generar 20 mil 160 MW, esto es el 28.39 por ciento de la capacidad instalada. Siendo el 25.08 por ciento de renovables y 3.31 por ciento de otras energías limpias.

De dicho 25 por ciento, de que la que se tiene mayor capacidad instalada a junio del año pasado es de la hidroeléctrica con el 17.72 por ciento, le sigue la eólica con el 4.5 por ciento; después la geotérmica con el 1.3 por ciento, después la de bagazo con 1.06 por ciento, la fotovoltaica con el 0.38 por ciento y finalmente el biogás con el 0.12 por ciento.

En lo que se refiere al crecimiento de la capacidad instalada en el primer semestre 2016 en comparación al mismo lapso de 2015, fue la energía fotovoltaica la mayor con un 137 por ciento y le siguió la eólica con un 15.68 por ciento.

Generación de energía
En la información proporcionada por la Secretaría de Energía se dice en relación a la energía eólica, que con la entrada en operación de nuevas centrales en construcción y los proyectos ganadores de la primera y segunda subastas, se espera que en los próximos años su capacidad de energía se triplique, al sumarse dos mil 456 MW al cierre del 2018 y otros tres mil 857 MW al cierre del 2019.

Por otra parte, la energía fotovoltaica en el mismo periodo señalado muestra un mayor crecimiento entre las distintas tecnologías. A junio de 2016 el crecimiento fue de cien MW aproximadamente, y se espera que al cierre del 2019 se adicionen cinco mil 400 MW de capacidad; 20 veces la capacidad actual, debido a las adiciones de capacidad de nuevas centrales, esto será por los proyectos ganadores de la primera y segunda subasta que contribuirán con poco más de tres mil 500 MW.

Los logros hasta ahora son importantes para reducir la dependencia del petróleo como fuente energética; y según la misma dependencia se espera que en los próximos años se incremente el uso de estas energías.

En este sentido es importante recordar que de acuerdo a lo que señala la Ley de Transición Energética, se fija como meta una participación mínima de energías limpias en la generación de energía eléctrica del 25 por ciento para el año 2018, del 30 por ciento para 2021 y del 35 por ciento para 2024.

De este tamaño es el reto a cumplir en los próximos siete años, el cual debe lograrse al margen de los cambios políticos que se registrarán el 2018.

Seguiremos platicando ….

Blog: http://atamayon.blogspot.com

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.