Monterrey

Uber y sus lecciones: Vamos a Bolsa

OPINIÓN. La admiración que inspira a muchos de Kalanick es el de construir desde cero la mayor empresa tecnológica de todos los tiempos, recaudar sumas récord de dinero para realizar su visión y cambiar la naturaleza del transporte en todo el mundo.
OPINIÓN ACADÉMICA TECNOLÓGICO DE MONTERREY
Norma A. Hernández Perales
04 diciembre 2017 9:38 Última actualización 04 diciembre 2017 9:38
Norma A. Hernández Perales, Directora Asociada de la Escuela de Negocios del Campus Monterrey.

Norma A. Hernández Perales, Directora Asociada de la Escuela de Negocios del Campus Monterrey.

Quienes hemos seguido el caso de Uber nuestra conversación involucra interesantes temas sobre el comportamiento ético de Kalanik, los planes de Dara Khosrowshahi el nuevo CEO de Uber y su valuación, la cual en junio fue de 70 mil millones de dólares. La compañía ha sido en estos últimos meses la sede de intrigas de Kalanik para mantener el control, quien a pesar de haberse retirado como CEO y decir que un nuevo capítulo se abría para Uber, esto no ha sucedido.

Kalanik introdujo al consejo a Ursula Burns y John Train ex CEO de Xerox y CEO de Merryl Linch respectivamente, sin darle aviso a Khosrowshahi para de esta manera seguir teniendo el control de la compañía.

El momento que suponía un nuevo comienzo para Uber sigue turbio y se ha convertido en un ejemplo de lo que se llega a hacer cuando lo único que importa en el análisis final, es qué tan grande y qué tan rápido crecen las utilidades de tu compañía, meses después.

La semana pasada Khosrowshahi admitió que Kalanik no notificó a los reguladores sobre la violación de datos que ocurrió en 2016, donde existió el hackeo de 50 mil datos de pasajeros y de 600 mil licencias de conducir. El hackeo no es inusual, lo que no es ético es el ocultamiento de la información al mismo consejo y a las autoridades, lo cual viola toda legislación de Estados Unidos y Europa. Lo más sorprendente es que Kalanik pagó a los hackers 100 mil dólares para la destrucción de la información.

La admiración que inspira a muchos de Kalanick es el de construir desde cero la mayor empresa tecnológica de todos los tiempos, recaudar sumas récord de dinero para realizar su visión y cambiar la naturaleza del transporte en todo el mundo. Asimismo su tendencia a burlar las regulaciones, ayudó a crear una compañía que ahora tiene obstáculos que sortear.

Declaraciones en este noviembre de Khosrowshahi : “La cultura de la compañía estuvo mal y el gobierno corporativo, la junta de consejo tomó una dirección equivocada, pero si el producto es bueno, y tienes un buen liderazgo, podremos unir de nuevo las piezas”. A principios de esta semana, Khosrowshahi publicó un nuevo conjunto de “normas culturales” para la compañía, reemplazando la mentalidad de “ganar a toda costa” de Uber con un mayor énfasis en la responsabilidad e inclusión corporativa. Una de las normas: “Hacemos lo correcto”.

Ahora, los planes del nuevo CEO de Uber es que la compañía salga a bolsa en 2019, ¿a que precio saldría a la bolsa? con todas las situaciones expuestas. Los únicos precios públicos disponibles de las acciones de Uber varían ampliamente, con un diferencial de más del 30 por ciento entre el más bajo y el más alto.

¿Cómo se calcula este precio? Con los precios estimados que calculan los fondos que han invertido en Uber, y ver el rango de precios sorprende, 53.88 dólares de Black Rock y de 41.24 dólares de Morgan Stanley.

Ambos fondos tienen equipos con mucha experiencia en valuar activos, por lo que la gran diferencia es realmente interesante, un diferencial de mas de 30 por ciento entre ambos precios.

En ausencia de un mercado público para las acciones de Uber, los números de los fondos mutuos son los números más confiables. Esto se debe a que a diferencia de los fondos de capital o de cobertura que intentan aumentar el precio, los fondos mutuos tienen la obligación legal de usar los números más precisos, la razón es que las acciones de fondos mutuos se compran y venden en función del valor del activo neto por acción.

Si un fondo de inversión pone demasiado alto valor en sus tenencias de Uber, las personas que venden acciones de fondos se benefician obteniendo un precio mayor de lo que deberían, mientras que las personas que compran acciones se sienten perjudicadas al pagar más de lo que deberían.

Será interesante como el mercado descontará lo que ya ha empezado a llamarse “The Kalanik risk premium” y si este logra tener efecto en el precio de salida a bolsa de Uber, sin lugar a dudas Khosrowshahi tiene 3 tareas importantes para lograr una exitosa salida a Bolsa: quitarse la sombra de Kalanik, formar una nueva cultura corporativa y mantener arriba la valuación de Uber.

La autora es la Directora de Proyectos Académicos de la Escuela de Negocios del Campus Monterrey.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.