Monterrey

Turismo: sector contracíclico

OPINIÓN. Para el Estado de Nuevo León, el turismo es primordial para el comercio y negocios del estado.
CUESTIÓN 
PÚBLICA

RODOLFO
GOMEZ
ACOSTA
02 junio 2016 10:24 Última actualización 02 junio 2016 10:28
Rodolfo  Gómez Acosta

Rodolfo Gómez Acosta

El turismo es un fenómeno que se ha ido desarrollando a lo largo del tiempo. Los movimientos turísticos impactan al lugar receptor en distintos aspectos: sociales, económicos, medioambientales, entre otros.

En el aspecto social, el turismo incita la inclusión de costumbres y tradiciones originarias del lugar receptor logrando que se le otorgue un mayor reconocimiento a las mismas. El turismo también logra que las autoridades competentes rehabiliten espacios históricos, monumentales y culturales de la región. Así mismo, se produce diversidad cultural, la cual se lleva a cabo con la interacción de los locales con los turistas internos o externos.

Otro punto importante es el fomento al cuidado medioambiental y al cuidado estético del sitio turístico. Para que un sitio turístico sea más agradable a la vista o más atractivo, se toman medidas medioambientales y de planificación turística, lo que produce un incremento al cuidado ambiental del lugar.

El turismo es un importante factor de comercio internacional ya que promueve el crecimiento económico en países en desarrollo, como lo es México, además de que representa una de las principales fuentes de ingresos de divisas extranjeras del país, después de las remesas.
Asimismo, el turismo es principalmente una actividad de servicios, el crecimiento de oferta laboral aumenta conforme crece el flujo turístico en cierto destino.

Para México, el sector turismo es una palanca importante para afrontar los retos económicos que enfrenta nuestra economía, producto en gran medida por la caída del precio del petróleo y la apreciación del dólar frente al peso. La Organización Mundial de Turismo (OMT) señala que México ocupa el décimo lugar de los países más visitados. Esta actividad económica representa casi el 9% del PIB nacional, generando así una importante derrama económica en servicios de transporte, alojamiento, restaurantes, entretenimiento y otros servicios que son un gran motor de desarrollo para México.

Contrario a otros sectores, el turismo se ve beneficiado con la apreciación del dólar, debido a que se vuelve más barato para los extranjeros viajar a México que a otros países al recibir más pesos por cada uno de sus dólares, lo que provoca una mayor afluencia de divisas a nuestras playas y ciudades. Esto a su vez, se traduce en una considerable fuente de empleo para muchos mexicanos. Hoy en día, el turismo funge como agente contracíclico en esta época de contracción económica, es decir que ante periodos de crecimiento bajos, el sector turismo logra crecimientos importantes.

A nivel local, para el Estado de Nuevo León, el turismo es primordial para el comercio y negocios del estado. El índice de turistas con fines laborales y de negocios es alto, ya sea para turistas extranjeros como para nacionales. Los principales hoteles de la región metropolitana de Monterrey están enfocados al área de negocios, así como para conferencias internacionales.

Por tanto es importante la inversión en infraestructura y el desarrollo de servicios públicos y privados que fortalezcan el turismo de nuestro estado. Al crecer este sector, crecen los pequeños y grandes negocios de Nuevo León, incrementando la oferta de empleo, el ambiente de negocios y el posicionamiento de nuestro estado.

* El autor es abogado por la Facultad Libre de Derecho de Monterrey y Maestro en Derecho Financiero Internacional por Boston University. Su carrera profesional se ha enfocado al ámbito financiero y legal, ocupando puestos en diferentes entidades públicas.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.