Monterrey

Tu propio programa de TV

OPINIÓN. Los nuevos protocolos de empaquetamiento H.265, permiten transmitir con mucho mayor resolución utilizando mucho menos ancho de banda del que se utilizaba hace algunos años.
DE CAFÉ Y
TECNOLOGÍA

VÍCTOR ROMERO

vhrch2502@gmail.com
02 septiembre 2016 11:21 Última actualización 02 septiembre 2016 11:31
Víctor  Romero

Víctor Romero

Buen día queridos lectores, muchas gracias por dedicar unos minutos para leer la columna De Café y Tecnología.

En esta semana tuve la oportunidad de asistir a una sesión, que fue transmitida en vivo vía internet; hace algunos años hacer “streaming” (transmisión de un evento en vivo a través de internet) en la red era algo complejo y muy caro; hoy en día se encuentran disponibles
plataformas gratuitas para transmitir eventos en vivo.

Seguramente ya han escuchado mencionar o visto la plataforma de “Facebook live”, mediante la cual es posible transmitir un congreso, una charla o un informe en tiempo real a todo el mundo.

Adicionalmente quedará grabado y disponible el video para que cualquier persona autorizada (en caso de no ser público) lo vea.

En estos últimos años, se ha acelerado la impartición de conocimiento a
través del video en vivo, los anchos de banda que proporcionan las compañías telefónicas permiten tener un menor retraso en la llegada de la señal, así como mayores resoluciones.

La combinación de las redes sociales, canales de videos y “live streaming”; permitirán tener diferentes programas y no necesariamente requerirán de las televisoras para ser vistos, mejor aún, quedarán guardados para poder verlos en el horario que mejor nos acomode;
algo muy similar a lo que está sucediendo con la televisión “On demand”.

Los nuevos protocolos de empaquetamiento H.265, permiten transmitir
con mucho mayor resolución utilizando mucho menos ancho de banda del que se utilizaba hace algunos años, anteriormente para transmitir en vivo y de manera remota se requería de una unidad móvil de varios millones de pesos y dos buenas antenas trabajando de punto a punto para llevar la transmisión o bien de una licencia en satélite para ejecutar la transmisión a nivel global; hoy, solo se requiere una cámara, una cuenta para video en vivo y la audiencia, con un costo casi igual a cero.

Me da mucho gusto que cada día más se llevan a cabo eventos transmitidos en vivo en tiempo real, con mejores alcances de audiencia sin una inversión onerosa.

El reto para la industria es la masificación de estas soluciones y la legislación de los contenidos, sobre todo, los que no sean aptos para menores de edad, aunque estas restricciones se apuntalan en la educación en casa y el fomento de los valores.
 
El día de hoy escribí la columna acompañado de un café expreso con
granos de la región de Ixtaczoquitlán, Veracruz, con un tostado medio, notas de cítricos y acidez media.

¡Les deseo un extraordinario fin de semana en compañía de la familia y
amigos! 

* El autor es Ingeniero Mecánico Administrador, especialista en sistemas de video, fundador de JSP Soluciones SA de CV y Director General de AVProShow, con experiencia en el Ramo de 19 años en la Industria.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.
>