Monterrey

Trump, divide y vencerás; un mensaje a los neoloneses

OPINIÓN. Monterrey tiene todo lo que muchas empresas estadounidenses necesitan para mejorar su calidad de producción y maximizar beneficios económicos; pero tiene a un gobernador que maneja su política por control sobre las redes sociales y la sombra de la inseguridad y esto es aprovechado por los “aislacionistas” como Trump.
DESDE TEXAS….

JAVIER
AMIEVA
27 junio 2016 9:38 Última actualización 27 junio 2016 9:50
Trump

(Bloomberg)

El comercio internacional es en sin duda el motor que une la región Noreste de México y Texas; pero no solo es el principal, lamentablemente es casi lo único que nos une en el fondo. Así que siendo el punto de unión entre México y Texas, la economía debemos de mantener el cuidado de entender que a nuestros vecinos del Norte no les interesa el folklore y la cultura, ni la gastronomía, ni las raíces históricas, ni nada de esas consideraciones de las que nos sentimos orgullosos los mexicanos.

Los discursos de políticos que hablan de raíces hispanas de los fundadores y habitantes de Texas, como dijera Andrés Oppenheimer son “cuentos chinos”, en realidad, cuando legisladores y políticos yerguen las leyes y los gobernantes de Texas crean políticas, solo vigilan por su conveniencia, aunque sus discursos sean distintos. Son pocas las excepciones de políticos o gobernantes que miran con un lente bifocal, multinacional que apelen a los derechos humanos o que crean que la convivencia entre países sea la base del desarrollo internacional, como lo han demostrado los candidatos republicanos en los Estados Unidos (EU).

Pero estimado lector, por favor no me malentienda; ni soy desagradecido con el país donde vivo, ni soy tan inocente que no sepa que el mundo se mueve por los intereses económicos y que desde la religión hasta el futbol se crean grandes organizaciones que se vuelven en instituciones para manejar como decía Ortega y Gasset a “las masas”, en un sentido irrespetuoso, etiquetado por este escritor, pero no creado por él, sino como la expresión de una realidad política.

La Gran Bretaña es hoy una lección de lo que hace esta información sin límites de la comunicación a nivel masivo y de que el enojo de los gobernados se puede dirigir y utilizar hasta para derrocar gobiernos mediante las nuevas tecnologías.

La división, como decía Maquiavelo, sigue siendo el arma preferida de los operadores políticos sin escrúpulos. Gran Bretaña hoy, está ya dividida no solo de la Unión Europea sino en sí misma, pronto los países de Gran Bretaña buscarán su independencia, en España sucederá lo mismo y así sucesivamente. En EU, además de la ideología partidaria que divide a la Unión American por la mitad, Trump ha dividido a los puros de raza – anglos-, de los impuros- o se los violadores, campesinos, de los que están en contra de la integración migratoria, etc.- y son los medios masivos los que han otorgado horas y horas sin límite de propaganda a él, quien pretende ganar la elección no a base de promesas y plataforma política sino a través de difamar, de hablar mal de su gobierno y de dividir al pueblo americano a través del odio hacia los migrantes y a otras culturas, reforzado este odio por los mensajes directos de twiteros y facebookistas.

México, es hoy ante los ojos de los estadounidenses la imagen de la corrupción, la violencia y el narcotráfico, esta percepción es magnificada por Trump y utilizada para dividir.

Monterrey tiene todo lo que muchas empresas estadounidenses necesitan para mejorar su calidad de producción y maximizar beneficios económicos; pero tiene a un gobernador que maneja su política por control sobre las redes sociales y la sombra de la inseguridad y esto es aprovechado por los “aislacionistas” como Trump.

Hace tan solo hace un par de semanas una misión comercial de Nuevo León, encabezada por políticos fue a Austin Texas a tratar de convencer a un gobierno republicano -que se ha regocijado de las dediciones de la Suprema Corte de Justicia norteamericana en contra de los derechos migratorios y ha cortado los beneficios a los migrantes- de que Nuevo león es el sitio para hacer negocios, que si lo es, pero los políticos neoloneses no se han dado cuenta que las nuevas políticas de comunicación y diplomáticas deben de apelar a los grupos de empresarios e inversionistas mexicanos que mantienen presencia en Texas y no basta con apelar a políticos de corrientes aislacionistas y anti-migratorias, sino a la empresa privada que se verá beneficiada de lo que Nuevo León tiene que ofrecer. no solo a la Unión Americana, sino al mundo entero como ha sido demostrado con Corea del Sur, y con Japón en el bajío.

* El autor es analista político en Texas, y experto en temas de la frontera México-EstadosUnidos.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.