Monterrey

Transporte público causa notable contaminación ambiental en Monterrey

El secretario de Desarrollo Sustentable de Nuevo León, Fernando Gutiérrez Moreno señaló que el transporte público de Monterrey consume más de siete millones de litros de gasolina al día, lo cual genera un notable problema de contaminación ambiental.
Notimex
24 junio 2015 20:41 Última actualización 25 junio 2015 5:0
Transporte público en Monterrey. (El Financiero)

Buscan promover uso de combustibles más limpios como gas natural o electricidad. (El Financiero)

MONTERREY.- El transporte público de Monterrey consume más de siete millones de litros de gasolina al día, lo cual genera un notable problema de contaminación ambiental, reveló el secretario de Desarrollo Sustentable del estado, Fernando Gutiérrez Moreno.

Manifestó que el despliegue de una estrategia para uso de combustibles más limpios como podría ser el gas natural, gas comprimido o la energía eléctrica, ayudaría en gran medida a reducir el creciente problema de la polución del aire.
“Diariamente en el área metropolitana de Monterrey se consumen más de siete millones de litros de gasolina, sólo para el transporte público”, subrayó.

Resaltó que, además, “tenemos la honrosa cifra de prácticamente un auto por cada dos personas en el estado de Nuevo León, hay un sobre uso como única forma de traslado del auto particular”.

Estos siete millones de litros de litros de gasolina, equivalentes a dos albercas olímpicas llenas, representan anualmente a alrededor de dos mil toneladas de PM10, el mayor contaminante en la metrópoli, acotó.

El funcionario explicó que el PM10 “son partículas menores a 10 micras que tenemos en esta zona”, mismas que se traducen en elevados niveles de contaminación del medio ambiente en el área metropolitana.

Sostuvo que “el cambio de combustible, a combustibles más limpios como podría ser el gas natural, el gas natural comprimido, o la energía eléctrica, hace desaparecer el gran problema de contaminación del aire”.

Con la gasolina, detalló, “se produce la generación de contaminantes de corta vida, de cambio climático, y el famoso “black carbón”, que tiene que ver mucho con el consumo de diésel”.

Refirió que en la zona metropolitana “más de cinco millones de litros diarios consumimos de diésel para el transporte público”.

De acuerdo a cifras del gobierno del estado, alrededor de cuatro mil 500 unidades del transporte urbano y 30 mil taxis circulan diariamente en la zona metropolitana, que junto con los particulares suman unos dos millones de automotores registrados en el parque vehicular de Nuevo León.