Monterrey

Tipo de cambio de equilibrio

OPINIÓN.​ Con un precio del petróleo cotizando alrededor de 35 dólares por barril y con la expectativa de que Banxico subirá su tasa si regresa la volatilidad, se espera que el tipo de cambio cotice en los siguientes meses entre 17.5 y 18.6 pesos por dólar.
ENTORNO
MACRO-
ECONÓMICO

GABRIELA 
SILLER
17 marzo 2016 10:8 Última actualización 17 marzo 2016 10:14
Gabriela Siller

Gabriela Siller

Tomando en cuenta un sencillo modelo de tipo de cambio de equilibrio, en donde se asume que la divisa debe depreciarse a la par del diferencial de inflación con Estados Unidos se encuentra que el tipo de cambio que debería prevalecer en México al día de hoy es 13.4 pesos por dólar. Lo anterior resulta tomando como base la paridad peso-dólar promedio de agosto 2008, la cual fue de 10.21 pesos por dólar, justo antes de que el peso empezara a dispararse como consecuencia de la crisis financiera de Estados Unidos. En septiembre de ese año el tipo de cambio subió casi 50 centavos y en octubre alcanzaría 12.89 pesos por dólar.

Además de la PPP (que pertenece al enfoque de flujos) existen dos enfoques más para el estudio del tipo de cambio nominal: el enfoque de activos y el de microestructura. Dentro del enfoque de activos se encuentra el modelo monetario, que toma en cuenta no sólo la inflación que hay en una economía, sino también la cantidad de dinero que existe y la velocidad con la que se mueve. Este modelo tiene la variante de precios que no son completamente flexibles, como sucede en la realidad, lo que genera sobrerreacciones del tipo de cambio nominal.

Finalmente el enfoque de microestructura resulta de la sofisticación del mercado financiero global, en donde el tipo de cambio ya no sólo es usado para comercio internacional (como dice el enfoque de flujos) o como medio para llegar a instrumentos financieros denominados en divisa extranjera (como dicta el enfoque de activos), sino que es usado como inversión. De este enfoque resalta la relevancia que tienen los cambios en las posiciones de inversión en divisas.

Desafortunadamente no existe una cifra oficial del monto de las compras y ventas de divisas, excepto en el mercado de futuros en el cual inclusive se clasifican las operaciones en cobertura y especulación, permitiendo ver las posiciones y expectativa del mercado sobre una divisa. Para el caso del tipo de cambio peso-dólar las posiciones especulativas netas que esperan una depreciación del peso alcanzaron un máximo en el 2016 en febrero en 77 mil contratos (cada uno de 500 mil pesos), subiendo mil por ciento respecto a noviembre 2015. Las posiciones en el mercado de futuros para el peso se mueven con el precio del petróleo, la aversión al riesgo de los inversionistas y con la tasa de interés.

Después del incremento en tasa de Banxico, que estuvo acompañado por una intervención directa en el mercado y que coincidió con el día en que el precio del petróleo bajó, las posiciones netas apostando a una depreciación bajaron hasta 52 mil contratos.

Sin embargo, en las últimas semanas han mostrado un incremento como consecuencia de que el precio del petróleo ha bajado y que los fundamentales económicos de México se han deteriorado. Así, con un precio del petróleo cotizando alrededor de 35 dólares por barril y con la expectativa de que Banxico subirá su tasa si regresa la volatilidad, se espera que el tipo de cambio cotice en los siguientes meses entre 17.5 y 18.6 pesos por dólar.

* La autora es economista en Jefe de Grupo Financiero BASE y profesora de economía en el Tec de Monterrey.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.