Monterrey

Tiene crecimiento la confianza empresarial

OPINIÓN. Los ICE se componen de varios subíndices, que miden diversos aspectos de la confianza de los empresarios. Dos de ellos tienen que ver con la situación económica del país en el presente, comparada con la que tenía hace doce meses y la situación esperada del país dentro de doce meses, comparada con la actual.
OPINIÓN ACADÉMICA UANL
Cesáreo Gámez
10 noviembre 2017 9:39 Última actualización 10 noviembre 2017 9:39
Cesáreo Gámez, economista dela UANL.

Cesáreo Gámez, economista dela UANL.

La confianza del sector empresarial en México registró un incremento importante en octubre de 2017, de acuerdo con los Indicadores de Confianza Empresarial (ICE) que elabora el INEGI. Estos indicadores se elaboran para el sector comercial, la industria de la construcción y la industria manufacturera y, en los tres casos, mostraron un comportamiento favorable en octubre del presente año.

El ICE del sector comercial se incrementó en 4.1 puntos en octubre, en relación con el mismo mes del año anterior, mientras que en la construcción el incremento fue de 3.6 puntos.

En la industria manufacturera también se registró un crecimiento, aunque fue menor, de 1.9 puntos porcentuales.

Los ICE se componen de varios subíndices, que miden diversos aspectos de la confianza de los empresarios. Dos de ellos tienen que ver con la situación económica del país en el presente, comparada con la que tenía hace doce meses y la situación esperada del país dentro de doce meses, comparada con la actual. Otros dos se refieren a la situación actual de la empresa en comparación con la que tenía hace doce meses, y la expectativa de la situación de la empresa dentro de un año comparada con la situación actual y, finalmente, si el momento actual es adecuado para realizar inversiones.

En el caso de los empresarios del sector comercial, el factor más favorecido fue la situación económica actual del país, comparada con la que tenía hace doce meses, que se incrementó en 10.6 puntos porcentuales, seguido por la oportunidad del momento actual para realizar inversiones, que creció en 10.2 puntos.

En la industria de la construcción, el factor más favorecido fue el momento adecuado para invertir, que se incrementó en 6.2 puntos, y la situación presente de la economía nacional, que creció 4.8 puntos porcentuales.

Dentro de la industria manufacturera, el sector que registró un mayor incremento en el ICE fueron las industrias de minerales no metálicos, e industria metálicas básicas, que incluyen la producción de cemento, vidrio y acero, entre otras, muy relacionadas con la industria de la construcción.

El ICE de esta sector se incrementó en 5.5 puntos en el periodo en cuestión. El INEGI dio a conocer también el índice de confianza del consumidor (ICC) correspondiente a octubre. Aunque este índice registró una baja en relación al mes anterior, sigue mostrando crecimiento en términos anuales. El ICC se incrementó en 3.6 puntos en relación octubre de 2016, principalmente por la situación esperada de los miembros del hogar dentro de doce meses, que creció 4.7 puntos, y la situación actual de la economía nacional (4.6 puntos). No deja de ser significativo el incremento en la confianza de empresarios y consumidores en los meses finales del año previo a las elecciones. Tal vez esto refleja que tanto empresarios como consumidores esperan una mejoría en la situación de la economía en el año electoral, como ha sucedido regularmente en el país.

Los sectores más favorecidos en este repunte sexenal, en que tradicionalmente se presenta un crecimiento anormal en el gasto público, principalmente en obras públicas y subsidios, son aquellos principalmente orientados al mercado interno, como la construcción y el comercio, y el ingreso de los consumidores.

CRECE INCERTIDUMBRE POLÍTICA
La incertidumbre política interna fue señalada como el principal factor que podría obstaculizar el crecimiento de la economía mexicana en el corto plazo, de acuerdo con la última encuesta que levanta el Banco de México entre analistas del sector privado.

El 17 por ciento de los analistas entrevistados señalaron la incertidumbre política como el principal problema, por encima de la inseguridad pública, señalada por el 15 por ciento. La preocupación por la incertidumbre política ha mostrado una tendencia creciente en lo que va del año, ya que en enero de 2017 ninguno de los analistas la incluía entre los factores que podrían ser un obstáculo para el crecimiento.

El incremento en la preocupación por la incertidumbre política puede considerarse normal, dados los tiempos preelectorales y la proximidad de los próximos comicios en julio de 2018.

Sin duda, este factor va a seguir estando presente entre los analistas, los empresarios y en general, los tomadores de decisiones en el país.

El autor es economista dela UANL, con Doctorado en la Escuelade Graduados de Administración y Dirección de Empresas (EGADE) del ITESM. Es profesor de la Facultad de Economía de la
UANL y miembro del SNI-Conacyt.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.