Monterrey

Tiempos de calamidades: un vistazo
personal a la política mundial y regional

OPINIÓN. Como no se sabe lo que la administración Trump podrá lograr con el Congreso, en cuanto a la forma específica y el calendario de estos objetivos de política, hay una incertidumbre sustancial en el cercano a medio plazo.
DESDE TEXAS….
Javier Amieva
javier.amieva@hispanicinternational.com
27 febrero 2017 9:33 Última actualización 27 febrero 2017 9:33
Javier Amieva, analista político en Texas, y experto en temas de la frontera México-Estados Unidos..

Javier Amieva, analista político en Texas, y experto en temas de la frontera México-Estados Unidos.

A medida que comienza el año 2017, el entorno económico mundial se caracteriza por nuevas realidades políticas, es el premio de Deloitte’s Global Economic Outlook un reporte confiable y trimestral de economistas y profesionales independientes y calificados.

Las hambrunas, las guerras y guerrillas intestinas en África no permiten acabar con las epidemias en ese continente. Las diásporas espoleadas por el terrorismo, la xenofobia como nueva bandera de la democracia y otras calamidades, dictan el sino de las corrientes económicas. Cada país, concluyo, tiene tareas propias, pero las acciones específicas y regionales pueden hacer la diferencia.

En los Estados Unidos (EU), hay un nuevo presidente con ideas y objetivos diferentes de los de sus predecesores, que ha dividido al país y que según los expertos han llevado a una mayor rentabilidad de los bonos y a un dólar estadounidense sobrevaluado, basado en las expectativas de crecimiento más rápido aunque con más inflación; “El nuevo presidente de EU está defendiendo una amplia gama de propuestas políticas. Sin embargo, como no se sabe lo que la administración Trump podrá lograr con el Congreso, en cuanto a la forma específica y el calendario de estos objetivos de política, hay una incertidumbre sustancial en el cercano a medio plazo” esto es lo que dicen los expertos, y está creando una burbuja que detonara rápidamente por la interconexión con las economías de países contra los que arremete.

“En Asia, el crecimiento se está estabilizando, pero los riesgos se acumulan en forma de deudas más altas y tensiones comerciales crecientes. En Europa, prosigue con gráficas el reporte Deloitte’s, el crecimiento y la inflación han comenzado a acelerarse, pero el desempleo sigue siendo obstinadamente alto en gran parte del continente.

En la Eurozona: los riesgos políticos pondrán a prueba una recuperación resiliente, y aunque 2016 fue un año lleno de baches para esta región, debido a eventos como Brexit y la derrota del referéndum del gobierno italiano, sorprendentemente, su economía ha mostrado unza notable resistencia en general y ha continuado su recuperación en su cuarto año; mientras al otro lado, en China, las nuevas políticas estadounidenses podrían perjudicar las exportaciones “; señala el documento, y destaca que las cosas parecen sombrías, dadas las preocupaciones de que la nueva administración estadounidense implementará políticas proteccionistas.

La economía japonesa tuvo mejores resultados de lo esperado en los últimos meses. Mientras que la debilidad del yen tiene la tarea de impulsar el crecimiento, pero el gasto del consumidor podría seguir siendo débil, dadas los bajos salarios. Por lo tanto, es probable que el crecimiento económico, al menos en Japón, siga siendo moderado en el próximo año.

México, si bien ha hecho un buen trabajo de diversificación para la variedad de bienes que vende en el extranjero, como nación está preocupada por la promesa de campaña de Donald Trump de renegociar el Tratado de Libre Comercio (TLC); y cuando se trata de servicios, sigue dependiendo mucho del turismo . En 2015, el turismo representó el 77 por ciento de todas las exportaciones. En esta industria en particular, EU significa más de las tres cuartas partes de las exportaciones de viajes y turismo de nuestro país.

En la frontera y región Noreste, el turismo y el “retail” forman una economía sui-generis; que los nuevos políticos no entienden, acabar con este flujo pondría en aprietos parte de la economía y cultura regional.

El reporte es extenso, pero la nota regional para el Noreste de México y Sur de Texas, que yo le conectaría, la dieron el Gobernador de Tamaulipas, y los secretarios de agricultura a mediados del puente que une Laredo y Nuevo Laredo; en donde el secretario de Agricultura de Texas, Mill Seed, vistiendo una chaqueta con bordados mexicanos declaró: “No quiero eliminar a todos los trabajadores migrantes.

Simplemente esto no trabajaría para la agricultura. Son parte de nuestra fuerza de trabajo, y Donald Trump utiliza la misma fuerza de trabajo en sus negocios. Él tiene jardineros y custodios y sirvientes en sus hoteles donde contrata cocineros y lavavajillas - muchos de ellos son trabajadores migratorios”. ¿Qué opina usted apreciado lector?

El autor es analista político en Texas, y experto en temas de la frontera México-Estados Unidos.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.