Monterrey

Tendría Nuevo León panorama económico incierto en el 2018

El secretario de Economía de NL dijo que el ciclo económico está por llegar a su fin.
Sonia Coronado
scoronado@elfinanciero.com.mx
13 noviembre 2017 22:52 Última actualización 14 noviembre 2017 6:0
Funcionario.  Fernando Turner Dávila, secretario de Economía y Trabajo de NL

Funcionario. Fernando Turner Dávila, secretario de Economía y Trabajo de NL.

A partir del próximo año, Nuevo León y México podrían estar atravesando por un panorama económico incierto, debido a que el ciclo de crecimiento en Estados Unidos está por cumplirse, indicó Fernando Turner Dávila, secretario de Economía y Trabajo.

Lo anterior también estaría afectado por el proceso electoral que se avecina en el país.

“Lo que hay que tener bien vigilado es el ciclo económico americano; por primera vez en muchos años, tres de los continente están creciendo bien, América, Europa y Asia y, también los países en desarrollo están creciendo, los conocidos BRICS. Pero el ciclo tiene mucho tiempo así desde 2009, normalmente los ciclos duran entre cinco o seis años y estos son casi casi matemáticos. Hay muchos indicadores que dicen que el ciclo ya llegó a su fin o que va a llegar pronto.

“El próximo año será un año incierto mundialmente, si acaso Estados Unidos sigue creciendo y no hay indicios de recesión, aún con las elecciones en México sentiríamos una buena actividad económica, pero si hay una recesión o ajuste, estará duro”, dijo el funcionario.

Sin embargo, destacó que diversos factores estarían jugando un papel importante en la economía mexicana, como la negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el cual beneficiaría al país y a Nuevo León, si en éste se incrementa el porcentaje del contenido regional con el que deberían de contar los automóviles fabricados en la región.

“Si se toman las decisiones correctas puede beneficiar a México, porque si se aumenta el porcentaje (del contenido regional) esencialmente impediría que se incorporen tantos materiales asiáticos o europeos y que, con una inversión relativamente pequeña se conviertan en nacionales”, mencionó.

Esto, añadió, también podría contemplar la posibilidad de que empresas de otras latitudes busquen instalarse en México, Estados Unidos o Canadá, para ser catalogados como productores regionales.

“Podría ser que las empresas se instalen en cualquiera de los tres países o comprar a proveedores locales.

“La verdad es que sí hay poca integración nacional en ciertas plantas y eso es debido a las reglas del tratado y en general de las reglas de la OMC (Organización Mundial del Comercio) que permiten eso y lo empresarios se ajustan a lo que dicen las reglas, no tienen por qué invertir más de lo que deben de hacerlo”.

El funcionario señaló que en caso de que el TLCAN se extinguiera “a Nuevo León le afectaría relativamente poco, sería a Guanajuato y Coahuila los más impactados” porque son los principales productores de camionetas pick up y éstas pagarían un arancel del 25 por ciento.