Monterrey

Televisa: Reposicionando la empresa familiar

OPINIÓN. El fin de las emisiones de "En familia con Chabelo", responde a ajustes de programación que van de la mano de los raitings y las ganancias. Televisa da fin a su ciclo de programas infantiles, re-enfocando su estrategia de negocio y buscando un nuevo posicionamiento.
Dra. Rosa Nelly Trevinyo-Rodríguez
01 diciembre 2015 16:39 Última actualización 02 diciembre 2015 4:55
Chabelo

Chabelo

Los niños ya no son negocio para Televisa. Tanto es así que en los últimos años esta empresa familiar ha optado por disminuir consistentemente su programación infantil. De hecho, este 20 de diciembre, la televisora sacará del aire la última producción “para cuatit@s” con que cuenta: “En Familia con Chabelo”.

Y, aunque la versión oficial dice que la salida de esta emisión se debe a ajustes de programación, los “ajustes” suelen ir de la mano de los raitings y las ganancias ($). Así que, es precisamente con la jubilación del niño octagenario de la televisión—Chabelo—, que Televisa da fin a su ciclo de programas infantiles, re-enfocando su estrategia de negocio y buscando un nuevo posicionamiento.

Y es que, el posicionamiento no es para siempre. Por el contrario… Hoy en día, casi no dura ¿Recuerda Usted a Blockbuster? La vida útil de un posicionamiento válido va de la mano con el mercado, los consumidores y las nuevas realidades. Algunas señales de alerta que pudiesen indicar que es tiempo de que cambie el posicionamiento de su empresa son: 1) Pérdida de participación de mercado y presión sobre los márgenes de utilidad; 2) Cambios en los consumidores y sus preferencias; y 3) Aparición en la industria, de competidores no tradicionales.

Afrontémoslo, Televisa hoy en día, en el segmento de niños, no es lo que hace 20 años. Y obvio, los niños tampoco son como antes… En consecuencia, para poder entretener a los críos en la actualidad, la empresa debe competir no sólo con otras televisoras y compañías de cable, sino también con aparatos tan sofisticados como las computadoras, los ipads, los ipods, los iphones, los videojuegos, la realidad virtual, los drones y el cine 3D (entre otros). Pregunta del millón: ¿Puede “En Familia con Chabelo” lograr captar la atención de la audiencia meta y competir efectivamente con estos competidores no tradicionales?

Por otro lado, los niños de esta época son más impacientes y tecnológicos. Han nacido en la época del internet, de las redes sociales (conectividad) y de la interacción virtual. Ya no los sorprende, capta su atención, ni satisface, cualquier programa ¡Hay que esforzarnos e innovar! Gracias a la tecnología los niños tienen mil y una alternativas a su alcance para divertirse; sus patrones de consumo están variando y la participación de mercado de las televisoras disminuyendo—al menos en este segmento (audiencia infantil).

Estas señales pueden de inicio, no tener mucha magnitud, pero conforme el tiempo va pasando, el mercado evoluciona y los gustos de los consumidores cambian, es tiempo de tomar acciones: Hay que leer las señales de advertencia, revaluar el posicionamiento de su empresa, contar con el auto-conocimiento y la humildad para realizar los cambios que se tengan que hacer—por más dolorosos que parezcan—y dar pie a una nueva etapa… Al final de cuentas, el posicionamiento es transitorio ¡Hay que adaptarnos!

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.