Tecnologías en Desarrollo y la Transición Energética de México
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Tecnologías en Desarrollo y la Transición Energética de México

COMPARTIR

···

Tecnologías en Desarrollo y la Transición Energética de México

Entre menor sea el costo de extracción, exploración transporte y almacenamiento, pues mayor será la utilidad o pérdida, dependiendo del precio de venta del barril.

Opinión MTY S-TRUCTURA ENERGETICA Luis González Villarreal
21/06/2018
Al registrarte estas aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Placeholder block
Luis González VillarrealFuente: Cortesía

Estimado lector, a partir de la implementación de la Reforma Energética los precios de los hidrocarburos entregados en cada región han estado fluctuando, según los costos reales de cada producto, los principales factores que explican esta situación son: el precio internacional del petróleo, los costos de refinación, el almacenamiento, la oferta/demanda global de cada uno de los productos refinados, el tipo de cambio, los impuestos, los seguros y, por supuesto, los costos de logísticos.

En principio, le explico que el petróleo tiene diferentes costos de exploración y extracción, dependiendo en donde se encuentra el yacimiento. Así, existen dos tipos de petróleo crudo, denominados principalmente como -crudo- ligero y pesado, y según su tipo, es como varía el valor en el mercado internacional.

Posteriormente, una vez extraído el crudo existen los costos de transporte y almacenamiento, previo a la refinación. De tal manera, que en el mercado internacional el precio del petróleo crudo spot se determina por oferta y demanda global. En los últimos años, hemos tenido variaciones de precios, como por ejemplo, en el Brent el crudo promedio en el año 2005 fue de 55.07 dólares por barril; en comparación con el 2012, cuando se ubicó en 111.55 dólares por barril y en 2017, cuando alcanzó los 55.66 dólares por barril. Y aquí, le comento que entre menor sea el costo de extracción, exploración transporte y almacenamiento, pues mayor será la utilidad o pérdida, dependiendo del precio de venta del barril.

En mi experiencia, he tenido la oportunidad de realizar recorridos dentro de refinerías internacionales, y le puedo comentar que el proceso de refinación, con su respectiva tecnología de vanguardia, es un proceso prácticamente automatizado. Así, el costo de refinación depende en gran medida de la tecnología que se cuente, pudiendo realizarse ajustes según el producto, entre los que podemos encontrar: gasolinas, diésel, keroseno, GLP, aceites, lubricantes y asfalto, entre otros. En realidad, es increíble como los refinados del petróleo son utilizados en nuestra vida cotidiana, ya que de ahí construimos gran parte de nuestra ropa, fertilizantes, llantas, computadoras, pinturas, maquillajes, anticongelantes, detergentes para ropa, goma de mascar, vaselina, velas, y encontramos que hasta en los medicamentos tienen base de estos derivados.

Por lo que toca al tipo de cambio, le puedo decir que es un factor que juega un papel importante en la determinación del precio. Ya sea que el producto sea refinado en México o en otra parte del mundo, lo que determina el costo, será el precio internacional del curdo, una materia prima que se cotiza en dólares, y para un país exportador es complejo, porque cuando los precios internacionales son altos, pues nos beneficia con mayores ingresos para la nación aunque a la vez sube el precio de los refinados para los usuarios finales, que inconsistencia ¿No cree usted?

Por ejemplo aquí en Nuevo León, como en Coahuila, Tamaulipas y en los puertos del golfo de México que puedan recibir combustibles vía terminales, por la cercanía al centro de refinación más importante de américa que se encuentra en Texas, es muy probable que tengamos los menores costos logísticos, obteniendo con ello precios muy competitivos para estas regiones.

Por otra parte, en material fiscal, en todos los países se tienen diferentes políticas de impuestos, aquí en México, para las gasolinas y el diésel tenemos el Impuesto Especial de Productos y Servicios (IEPS federal), el IEPS al carbón, el IEPS estatal y el Impuesto al Valor Agregado (IVA). Estos gravámenes, más el costo del refinado, el transporte y el almacenamiento, dan como resultado el precio final del producto. Aquí, a partir de enero 2020 existe la obligación de contar con cinco días de almacenamiento de las ventas, lo cual estabilizará los precios.

Estimado lector, ahora la humanidad nos encontramos en un momento histórico, ya que estamos explorando nuevas fuentes de energía con tecnologías menos contaminantes como son los automóviles eléctricos, que cada vez más accesibles, así como las unidades de transporte a gas natural comprimido, que gradualmente van a desplazar a las gasolinas y al diésel, esto generará en las próximas dos décadas cambios significativos en los precios.

Sin embargo, hay que pensar en las próximas generaciones, para ellas el petróleo es muy importante por los innumerables usos que se le da, y que antes le comenté aquí, y lamentablemente todo es finito.

Gracias ¡hasta la próxima!

El autor es CEO de Petroland, importadora y comercializadora de combustibles en México desde Refinerías y Terminales de Texas; ex Director General de Franquicias de Pemex y constructor de Estaciones de Servicio (ES). También es miembro del Petroleum Equipment Institute y del National Associaton of Convenience Stores (PEI/NACS) y Consultor en temas de Energía.

Opine usted: lgonzalez@petrolandmx.com

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.