Monterrey

¿Subirá tasas Banxico?

Opinión. Se avecinan episodios de alta volatilidad por las elecciones del vecino país. Ante ese escenario y un deterioro de las expectativas inflacionarias, es probable que el Banco de México decida aumentar la tasa de interés.
VISIÓN ECONÓMICA

JESÚS GARZA
jgarzagg@gmail.com
29 septiembre 2016 10:59 Última actualización 29 septiembre 2016 11:6
Jesús Garza

Jesús Garza

Este jueves la junta de gobierno del Banco de México decidirá si aumenta o mantiene la tasa de interés objetivo sin cambios. El peso mexicano es la moneda emergente que más ha perdido valor este año superando la barrera de los 20 pesos por dólar hace apenas una semana. Los persistentes bajos precios del crudo y particularmente las futuras elecciones en los Estados Unidos han tenido un efecto adverso sobre la moneda nacional. 

Es por ello que es muy probable que el Banco de México decida aumentar la tasa de interés este jueves, o por lo menos, que anuncie mecanismos para mitigar la volatilidad de la divisa. Existen varios factores a considerar para que el Banco de México tome esta decisión.

Si bien las perspectivas económicas se han deteriorado recientemente, tanto el Banco Central como la Secretaría de Hacienda redujeron sus pronósticos de crecimiento, los últimos indicadores del Índice General de la Actividad Económica (IGAE) y de la balanza comercial,
sugieren cierta recuperación.

El IGAE de julio, que es un proxy mensual del PIB, reportó un crecimiento de 2.7 por ciento con cifras trimestrales anualizadas (ajustadas por estacionalidad) destacando el crecimiento del sector industrial en 0.4 por ciento (cifras trimestrales anualizadas) después de tres disminuciones consecutivas. Por su parte, las exportaciones crecieron 4.5 por ciento en agosto (con cifras originales), lo que implicó un aumento de 18.1 por ciento con cifras trimestrales anualizadas (ajustadas por estacionalidad), el aumento más importante desde marzo 2012.

Por otro lado, la desvalorización del tipo de cambio ya se percibe en los precios al consumidor. La inflación durante la primera quincena de septiembre se ubicó en 2.9 por ciento, superando los pronósticos del mercado. La inflación subyacente ya se ubica por encima del centro de la meta de Banxico (3 por ciento), mientras el de las mercancías registró una inflación de 3.9 por ciento (esta última es un mejor indicador para medir el traspaso de la depreciación cambiaria hacia los precios). No sólo eso, sino que su tendencia es al alza.

El peso mexicano se deteriora cuando las encuestas favorecen a Donald Trump, efecto que se vio reflejado esta semana durante el debate presidencial de ese país. El peso se apreció de alrededor de 19.90 pesos por dólar a 19.50 durante dicho debate en el cual la mayoría de la prensa y analistas políticos le dieron el triunfo del mismo a Hillary Clinton.

Sin embargo, se avecinan episodios de alta volatilidad por las elecciones del vecino país. Ante ese escenario y un deterioro de las expectativas inflacionarias, es probable que el Banco de México decida aumentar la tasa de interés objetivo (en al menos 50 puntos base), o por lo menos, anunciar mecanismos para mitigar la volatilidad de la moneda.

* El autor es el director general y fundador de GF GAMMA y catedrático en el ITESM campus Monterrey. Cuenta con un doctorado en Finanzas y maestría en Economía Financiera por la Universidad de Essex en el Reino Unido, y una Licenciatura en Economía por el ITESM (campus Monterrey).

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.